Etiqueta: Fito Páez

Au revoir, Toots

Jean Baptiste Frédéric Isidor Thielemans nació en la misma tierra que Django Reinhardt y, al igual que el eximio guitarrista, su destino fue marcado por el jazz. Claro que recordar tamaño nombre era complejo, por eso se hizo conocido con el apodo de Toots.

A diferencia de otros músicos, Toots se hizo grande con un instrumento pequeño. Al principio recibía burlas por tocar la armónica y hasta se hizo ejecutor de la guitarra. Pero nunca se dio marcha atrás con el pequeño viento.

Aprendió sólo a ejecutar el instrumento y todos sus conocimientos llegaron por la repetida escucha de aquellos músicos que hicieron grande al jazz. Su primer disco, fue precisamente uno del maestro Louis Armstrong: “Carry me back to old Virginy”.

Seguir leyendo

Macarena Robledo: “Me enamoré de todas las posibilidades que el jazz abría”

Macarena RobledoMacarena Robledo tenía sólo 16 años cuando hizo su primera presentación profesional. En una edad en la que el común de lo jóvenes comienzan a soñar con el viaje de egresados, ella se animó a más: formar parte de Drácula, el musical escrito y dirigido por Pepe Cibrián y musicalizado por Ángel Mahler.

Hoy, más de 10 años después recuerda con felicidad aquellos años, pero tiene mucho más para contar. Es que sus pasos continuaron la vida musical y hoy la encuentra al mando de sus propios proyectos. Ya consolidada como cantante, se siente orgullosa del último material editado, “Instrumento Vivo”, que fue editado en 2014 y que cuenta con la colaboración de un gran número de músicos -Diego Schissi, Roxana Amed, Franco Luciani, Sergio Wagner, Ramiro Flores, Nahuel Pennisi, Paula Pomeraniec, Guillermo Rubino, Gustavo Mulé, Silvina Álvarez, Gabriel Wolf, Juan Pablo Ferreyra y la Orquesta Da Capo Almagro– que se acopló al cuarteto liderado por Robledo y que cuenta con Andrés Beeuwsaert (piano, nord y teclado), Pablo Motta (contrabajo y bajo eléctrico) y Oscar Guinta (batería y accesorios de percusión).

El disco cuenta con gran mayoría de composiciones propias, a las que le suma versiones de temas de Luis Alberto Spinetta (Quedándote o yéndote) y Fito Páez (Parte del aire), entre otros.

Antes de la presentación que realizará en Bebop Club (Moreno 364, Ciudad de Buenos Aires) el próximo domingo 16 de agosto, tuvo una extensa conversación con Animales del Jazz donde hizo un repaso de sus inicios, su formación musical y de Instrumento Vivo, entre muchas otras cosas. Seguir leyendo

Una versión del barrio de Flores, por el Pollo Raffo

Juan Pollo RaffoJuan “Pollo” Raffo es uno de esos excelentes músicos que permanece en la oscuridad para la mayoría del público en general, pero cuyo aporte puede ser considerado vital para bandas que se convirtieron en los padres e hijos del rock argentino.

Por caso, probablemente no todos conozcan su pasado colaborando a Vox Dei, Moris, Soda Stereo, León Gieco, Nito Mestre, Miguel Cantilo, Juan Carlos Baglietto y, más recientemente, con Los Piojos, Fito Páez y Los Ratones Paranoicos.

No ayuda que su nombre no haya aparecido en la portada del álbum El Güevo (1987), aunque compuso y arregló todos los temas. Tampoco el hecho de que sucedió lo mismo con varios de las canciones de Monos con Navaja.

Recién en 2006 Raffo apareció como líder en la tapa de uno de sus propios discos. “Creo que tiene que ver con que es lo suficientemente personal. A alguna gente eso le pasa de joven. A mí me pasó a los cuarenta y pico”, argumentó a La Nación.

En efecto, “Guarda que Viene el Tren – Música de Flores Volumen 1” fue el primer material que llevó su nombre. Pero un disco fue poco para contar todo que lo pasa en su barrio. Por eso, la música de Flores se convirtió en una trilogía.

La segunda entrega se hizo esperar. Fue recién en 2011 cuando llegó “Diatónicos Anónimos” y se cerró el círculo recientemente con “Al Sur del Maldonado” lanzado a principios de 2013 y que presentará el 23 de julio en Café Vinilo (Gorriti 3780).

La música que se puede encontrar en este último álbum es difícil de catalogar. Incluye una paleta que se aleja y se acerca al jazz constantemente. Algunos lo llamarían jazz fusión. Pero el mejor término es “música de autor”, como le gusta asegurar a Raffo.

Al igual que otros grandes artistas, Pollo describe el barrio donde pasó gran parte de su vida con diez canciones en “Al Sur del Maldonado”, donde se encuentran pinceladas de diferentes ritmos y sonidos.

En “Franguinho é o Caralho”, por ejemplo, pueden encontrarse matices de la música brasilera, mientras que “Operación Repique” trae consigo algo del llamado rock and Ross y “The Soul that Sings” nace como un soul y se va convirtiendo en el camino.

En definitiva, es un disco que merece la pena escucharlo en varias oportunidades con oído atento, ya que siempre muestra una cara diferente y cambiante. Es como transitar la Avenida Rivadavia: a cada paso se descubre algo nuevo y distinto de lo que se recordaba cuando caminabas un tiempo atrás.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com