Festival de Jazz de Nueva OrleansEl New Orleans Jazz & Heritage Festival -uno de los eventos musicales más importantes del mundo- ya definió los artistas que formaran parte del espectáculo en la edición 2015, que se llevará a cabo en abril y mayo.

En efecto, se dio a conocer que Elton John, The Who, Tony Bennett y Lady Gaga serán algunas de las estrellas que encabezarán el certamen que cada año atrae a cientos de miles de melómanos que acuden a ciudad norteamericana para dos fines de semana de jazz, blues, cajún, zydeco y gospel.

Si bien originariamente el género sincopado dominaba la escena, cada vez gana más protagonismo otros ritmos. Por este motivo, este año estarán Pitbull, No Doubt, Keith Urban, John Legend, Ed Sheeran y Chicago. La lista completa se puede consultar aquí.

Entre los favoritos locales que regresarán esta ocasión están la reina del soul de Nueva Orleans Irma Thomas, Troy “Trombone Shorty” Andrews, el cantante y pianista Allen Toussaint y The Meters.

También se rendirá homenaje al cantautor y pianista Fats Domino que es miembro del Salón de la Fama del Rock and Roll y que formó parte de la primera edición del festival, que se realizó en el año 1970.

El festival se realizará el 24, 25 y 26 de abril y el 30 de abril, 1, 2 y 3 de mayo. En total, cientos de artistas actuarán en más de una docena de escenarios en el Fair Grounds Race Course, donde se montarán pabellones de comida y artesanía típicas de la localidad.

Historia del festival
La primera edición del festival tuvo lugar en 1970, cuando la New Orleans Hotel Motel Associaton decidió crear una fundación para la preservación de la música de la ciudad y contrató al reconocido productor George Wein para que dirigiera el evento.

En aquella oportunidad, se presentaron un puñado de músicos, entre los que se destacaron el pianista y director Duke Ellington, la cantante Mahalia Jackson y la orquesta Preservation Hall Band.

Tan sólo 350 personas formaron parte de esa primera edición. Sin embargo, el público fue creciendo ininterrumpidamente y ni las terribles consecuencias del huracán Katrina consiguió detenerlo.