Un disco cósmico que nació dos veces

En la historia de las discográficas existen millones de casos en los que las empresas lanzan nuevamente materiales que ya habían sido editados con anterioridad.

Algunas veces se utiliza como excusa el cumplimiento de algún aniversario para reeditar el material. El ejemplo es Kind of Blue de Miles Davis, que salió con un doble CD + DVD cuando cumplió 50 años de vida.

Otras veces, más comercial, pueden aprovecharse del gran momento que pasa el artista para intentar posicionar en el mercado algo que alguna vez se grabó y que, por alguna razón, nunca vio la luz. Por caso, Avant Garde, de John Coltrane y Don Cherry.

Pero algunas pueden ocurrir algo distinto. Incluso raro. Como que se lance dos veces con una diferencia de tan sólo un año.

Esto fue lo que sucedió con Cosmic Music, de John y Alice Coltrane que fue publicado por Coltrane Records en 1968 y por Impulse en 1969.

La historia fue así: en 1966 John decide hacer algunas grabaciones con el quinteto que estaba integrado por su esposa, Alice, y por Pharoah Sanders, Jimmy Garrison y Rashied Ali.

A mediados de 1967, el mundo del jazz lamenta la pérdida de uno de sus hijos pródigos: Trane abandona este mundo producto de un cáncer de hígado.

Las grabaciones permanecieron guardadas en una de las propiedades del saxofonista, hasta que su esposa decide juntar el material y producirlo para lanzarlo con el sello de la familia Coltrane.

Alice tomó dos temas de aquella grabación y los juntó con otros dos que habían grabado con una banda casi similar (sólo que en vez de Ali, participó Ben Riley en la batería) en su estudio casero.

Así, Manifestation, Reverend King, The Sun y Lord, Help Me To Be conformaron Cosmic Music, el primer disco que lanzó Coltrane Records.

Sin embargo, en medio de este movimiento, el sello Impulso -que fue uno de los auspiciantes del gran saxofonista norteamericano- no quiso perderse el negocio y le propuso un trato a Alice, que era la que poseía los derechos de explotación de las grabaciones de su marido.

El acuerdo consistía principalmente en que ella se encargue de la música y que la producción –incluida el arte de tapa y el material gráfico- se quede en manos de la discográfica.

Sin dudas fue un acierto. El primer disco era -en términos de arte de tapa- realmente horrible. No decía nada de nada y, a no ser que se trataba de uno de los mejores saxofonistas de la historia del jazz, probablemente nadie lo hubiese comprado.

Tal como describe el libro que escribió Ashley Kahn, “El sello que Coltrane impulsó. Impulse Records: la historia”, la discográfica publicó Cosmic Music en 1969 con una cubierta que presentaba una fotografía hecha por Jim Marshall de Coltrane y ponía el acento en el tema que el músico le dedicó a Martin Luther King Jr.

El disco recibió críticas muy buenas en la época. Incluso, la revista Rolling Stone dijo que “el fervor de este disco -hecho a partir de grabaciones que su mujer encontró tras la muerte de John- pone los pelos de punta”.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com

1 comentario

  1. rcabrera1970

    IMPERDIBLE!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *