Larry CarltonEl guitarrista Larry Carlton es uno de esos músicos de jazz que merecen ser escuchados en vivo al menos una vez en la vida. Y quienes estén en la Ciudad de Buenos Aires el 14 de julio, tendrán la posibilidad de asistir al Teatro Coliseo para oír a una verdadera leyenda.

La gira por el país comenzará el 12 de julio, con la Master Class que realizará en la Escuela de Música de Buenos Aires (EMBA) y finalizará el 15 de julio en Mar del Plata, con el concierto que realizará en el Teatro Radio City.

La última vez que el guitarrista estuvo en la Capital Federal fue 30 años atrás, más precisamente, en agosto de 1986. En aquella época realizó varias fechas en un pequeño bar del barrio de Belgrano llamado “Shams”.

Sin embargo, no era la primera vez que tuvo contacto con argentinos. Tres años antes de visitar por primera vez el país, formó parte de la grabación de “Clics Modernos”, el segundo disco de Charly García.

En aquella oportunidad, Carlton fue convocado al “Electric Lady Studios” de Nueva York para poner un poco de su magia en las canciones “No soy un extraño”, “Los dinosaurios” y “Plateado sobre plateado”.

No fue la única vez que el guitarrista norteamericano colaboró con músicos de otros géneros. Por el contrario, dentro de la lista de artistas se pueden mencionar a Michael Jacson, Steely Dan, Quincy Jones, Billy Joel y Joni Mitchell, entre otros.

Su primer contacto con una guitarra fue a los 6 años. Desde aquel momento, comenzó un largo camino que lo unió al jazz gracias a dos grandes maestros del género sincopado: Joe Pass y Wes Montgomery.

La influencia magnética que desprendía el instrumento de B. B. King lo arrastró hacia el blues, sin abandonar nunca las raíces jazzeras, aquellas que potenció durante su estadía en la agrupación The Crusaders.

Sus primeros trabajos como solistas llegaron a fines de los ’70, cuando firmó contrato para Warner Bros. Tras su pase al sello MCA Records, registra el disco “Discovery” con el que obtiene su primer premio Grammy (por el tema “Minute by minute”).

En 1989 estaba trabajando en su nuevo material, “On Solid Group”, cuando tuvo que interrumpir las grabaciones. Un disparo en la garganta -que le destrozó las cuerdas vocales- lo obligó a un retiro forzado. Pero no lo detuvo.

Su carrera se movió hacia el smooth jazz, cuando se unió al grupo “Fourplay” con el que registró el álbum “4” y también siguió colaborando con otros grandes músicos, como Robben Ford y Steve Lukather.

En los últimos años montó su propio sello discográfico, 335 Records, donde produjo sus últimos trabajos musicales, entre los que figuran “Take your pick” -junto a Tak Matsumoto– y “Larry Carlton plays The Sound of Philadelphia”.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com