Etiqueta: Toshiko Akiyoshi

Osaka será la sede del Día Internacional del Jazz

Lunch: Herbie Hancock with Director General of UNESCO, Irina BokovaLa tercera edición del Día Internacional del Jazz, que se llevará adelante el próximo 30 de abril, tendrá como sede la ciudad japonesa de Osaka.

Así lo anunciaron la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, y el pianista estadounidense y embajador de buena voluntad de la organización para el diálogo intercultural Herbie Hancock. Como el año pasado, el evento tendrá como organizador al Instituto de Jazz Thelonious Monk.

Entre los músicos que actuarán en la fecha, se detacan Marcus Miller, Esperanza Spalding, John Beasley, Kris Bowers, Terri Lyne Carrington, Theo Croker, Sheila E., Pete Escovedo, Roberta Gambarini, Kenny Garrett, James Genus, Roy Hargrove y Lalah Hathaway.

También, formará parte del espectáculo Toshiko Akiyoshi, la pianista nacida en China que descubrió justamente en Japón el género sincopado de la mano de Teddy Wilson y su “Sweet Lorraine”.

Asimismo, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura informó que ya se confirmó la organización de programas conmemorativos en más de 140 países de los cinco continentes.

Y, para que la jornada sea realmente mundial, el Instituto Thelonious Monk está trabajando con las oficinas, las comisiones nacionales y las redes de la UNESCO dispersas por el mundo, así como con diferentes universidades, instituciones, emisoras públicas de radiotelevisión y organizaciones no gubernamentales.

Bokova destacó que “a todo lo largo de su historia el jazz ha sido una fuerza de transformación social positiva y sigue siéndolo hoy día. Por esta razón, la organzación proclamó el Día Internacional del Jazz”.

“Esta música, cuyas raíces se remontan a la esclavitud, constituye una expresión apasionada contra todas las formas de opresión. Habla un lenguaje de la libertad que es comprensible por todas las culturas”, agregó.

En tanto, Hancock destacó que “la música siempre ha servido para tender puentes entre las diferentes culturas” y el jazz, en particular, “es la forma artística musical que ha resultado ser el instrumento diplomático más eficaz”.

Por su parte, el presidente del Instituto de Jazz Thelonious Monk, Tom Carter, señaló que las dos últimas ediciones “hicieron que el jazz llegara a más de mil millones de personas” en los 195 Estados miembros de la Unesco, cifra “tremenda” que espera superar este año.

Ediciones anteriores
En su primera edición, el 30 de abril de 2012, se organizaron diferentes conciertos y actividades en el mundo.

Algunas de las figuras más importantes del jazz contemporáneo se reunieron en los conciertos que tuvieron lugar en la Sede de la UNESCO en París, en la sede de Naciones Unidas en Nueva York (Estados Unidos) y en la emblemática Congo Square de Nueva Orleans (Estados Unidos).

En tanto que la sede oficial de la edición 2013 fue la ciudad turca de Estambul. La característica principal del evento del año pasado fue que también marcó el inicio del Decenio Internacional de los Afrodescendientes, consagrado al tema “reconocimiento, justicia y desarrollo para las personas de ascendencia africana”.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com

El jazz del otro lado del mundo

ToshikoDesde sus orígenes en la clandestina Storyville a principios de los 1900, el jazz no sólo fue creciendo musicalmente -generando nuevas olas dentro de su misma esencia- sino que también traspasó las fronteras.

Primero dentro de Estados Unidos, pasando de Nueva Orleans a Chicago, luego a Nueva York y de la costa este a la oeste hasta cruzar los límites del país del norte de América para penetrar en los lugares más recónditos del planeta.

La historia de esta artista llega de un lugar no muy habituado al jazz: Asia. La República Popular China había visto nacer el 12 de diciembre de 1929 a Toshiko Akiyoshi y sus primeros pasos junto al piano estuvieron de la mano de la música clásica.

Hija de padres japoneses, Akiyoshi viajó a la tierra de sus ancestros donde descubrió el jazz de la mano del legendario Teddy Wilson. Toshiko quedó cautivada con el sonido de “Sweet Lorraine” y supo que no debía separarse de esas melodías.

Para 1952, la pianista ya mostraba su talento en el club Ginza. Fue en ese lugar y en ese mismo año donde cambió su vida: una de las noches en las que tocaba con su banda formaba parte del público Oscar Peterson.

El pianista fue quien la convenció de que viajara a Estados Unidos y logró que el productor Norman Granz estuviera al mando de su primera grabación. Toshiko´s Piano fue el nombre del álbum, del que participaron Herb Ellis (guitarra), J. C. Heard (batería) y Ray Brown (bajo).

Luego, Akiyoshi inició su carrera en la prestigiosa Berklee College y, una vez que se recibió en 1959, inició un proyecto con quien fuera su primer esposo, el saxofonista Charlie Mariano. Con él creó el Toshiko Mariano Quartet.

Los años sesenta llegaron con uno de los discos que la ubicó en un lugar de excelencia: “Toshiko Mariano”. El álbum fue registrado en 1961 por el sello Candid junto a Gene Cherico en bajo y Eddie Marshall en batería.

Diez años después, ya separada de Mariano, se establece en Chicago con su nuevo marido, el también saxofonista Lew Tabackin, con quien emprende un nuevo camino conduciendo una big band.

Con esta agrupación llegó su mayor éxito en 1991. Ocurre que en aquel año graba uno de los discos que fue considerado el mejor dentro del jazz. El lugar fue el mítico Carnegie Hall de Nueva York.

Tiempo después llegó su autobiografía (“Vida con Jazz” – 1996), los premios y la distinción en Japón, cuando recibió un año después la medalla Shijuhohsho entregada por el mismísimo emperador de ese país. Aún permanece en actividad junto a su esposo y a su big band.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com