Etiqueta: Paul McCartney

Paul McCartney y Dave Grohl interpretaron “When the Saints go Marching in”

¿Soñaste alguna vez con dos la idea de que dos rockstars tocaran jazz? Bueno, se cumplió. Paul McCartney y Dave Grohl interpretaron “When the Saints go Marching in” a beneficio de la Preservation Hall Jazz Band de Nueva Orleans.

En medio de una crisis económica que atraviesa el mundo por causa de la pandemia del coronavirus, la agrupación ofreció un festival por streaming con el fin de obtener fondos para subsistir.

La movida incluyó la invitación para que estos dos grandes artistas ajenos al jazz participaran del evento (lo hicieron grabando su parte en sus casas) y permitieran una mayor difusión a nivel global.

Ambos músicos no sólo cambiaron de género por un momento, sino también de roles: mientras el ex Beatle tocó la trompeta y sumó unos coros al final de la canción, el líder de Foo Fighter siguió el ritmo con la pandereta.

Además de estos dos grandes artistas, formaron parte del show Elvis Costello tocando en “The River in Reverse,” Jim James (de My Morning Jacket) en “Wonderful” y la vocalista Irma Thomas cantando “Time Is on My Side”.

McCartney y Miles Davis

La participación del ex Beatle rememoró la vieja anécdota que casi lo une a uno de los grandes músicos del jazz. Hablamos de Miles Davis. Fue en 1969 cuando el inglés pudo haber formado parte de una súper grupo junto al trompetista y al guitarrista Jimi Hendrix.

Todo comenzó cuando Hendrix decidió grabar un disco con su amigo Davis y decidió enviarle un telegrama a McCartney para ver si le gustaría participar en el bajo (ya contaban con el baterista Tony Williams).

Unas vacaciones de McCartney en Escocia y el posterior fallecimiento del virtuoso guitarrista dio por tierra con la idea de formar una banda que, de seguro, hubiese sido un verdadero hito en la música.

Aquella historia que parecía salida de un cuento fantástico se confirmó con la aparición, en el año 2013, del telegrama que intentó juntar a los talentosos músicos y hoy se encuentra en el Hard Rock Café de Praga.

Cinco datos sobre Miles Davis

El súpergrupo que no pudo ser

miles-davis_l¿Se imaginan un grupo armado con Jimi Hendrix, Paul McCartney y Miles Davis?

Claro, no es difícil pensarlo. Pero es un sueño difícil de lograr. Como si un joven al que le fascina el fútbol hubiese tomado las figuras más destacadas de los clubes del mundo y los juntase en un sólo equipo.

Sin embargo, esta formación podría haberse logrado.

Corría el año 1969 cuando Hendrix decidió grabar un disco con su amigo Davis y decidió enviarle un telegrama a McCartney para ver si le gustaría participar. Ya contaban con un baterista (Tony Williams) y estaban tratando de tentar al beatle para que se hiciera cargo del bajo.

La misiva tenía fecha del 22 de octubre y decía más o menos así: “Estamos grabando un LP juntos este fin de semana. ¿Qué tal si vienes a tocar el bajo? Llama a Alan Douglas”, para lo cual dejaba el número de teléfono y cerraba con la palabra “paz”.

El encargado de comunicar las malas noticias fue Peter Brown, un empleado del músico inglés, que se comunicó con Douglas para avisarle que Paul estaba de vacaciones en Escocia y que permanecería allí dos semanas.

Nunca más se volvió a hablar del tema. Y apenas once meses después, Hendrix fallecía por una sobredosis de somníferos. Los fanáticos del guitarrista conocían esta historia, pero la prueba se dio a conocer hace unos meses. Hoy el telegrama se puede ver en el Hard Rock Café de Praga.

Jimi y Miles, una amistad con historia
Miles Davis y Jimi Hendrix se conocieron por medio de una joven novia del trompetista, llamada Betty Mabry, que luego se convertiría en su esposa.

Fue durante el año 1968. Ambos tenían personalidades fuertes y contaban con un gran talento. Eso fue tal vez lo que los ayudó a fortalecer la amistad.

Algunas personas, como Dave Holland, aseguran que la relación permitió ver en la música de Davis la influencia de quien supo forjar una historia detrás de la guitarra eléctrica.

Incluso, muchas veces Miles hacía escuchar a sus músicas canciones de Hendrix para mostrarle cómo quería que suene sus instrumentos. Estamos hablando de una época en la que coqueteaba con el rock.

El aprecio que tenía Davis por Jimi era muy grande. Él mismo había reconocido que sufrió mucho en el funeral de Hendrix. Tanto, que decidió dejar de asistir a cualquier otra ceremonia de este tipo.

Sus recuerdos, no obstante, siempre giraron en torno a su música. Nunca olvidó lo que representó para el rock y para su propia forma de hacer jazz.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@gmail.com

Un disco de jazz con acento beatle

Ilustración Viktoria Martín

Ilustración Viktoria Martín

A mediados de la década del 60, el jazz venía perdiendo lugar en la escena mundial por culpa del rock and roll.

En rigor, diez años antes Elvis Presley rompía con todos los estándares y daba el puntapié inicial para que otros como Chuck Berry y Jerry Lee Lewis tomaran las riendas.

En los 60, con la llegada a Estados Unidos de la denominada Invasión británica, de la mano de The Beatles, The Who y The Rolling Stones, todo parecía perdido.

Sin embargo, a un iluminado se le ocurrió hacer algo para incentivar a los oyentes para arrastrarlos nuevamente al género sincopado: que un grande del jazz toque canciones de estas bandas inglesas.

Fue así como surgió el disco Basie’s Beatle Bag, un álbum en el que la orquesta de Count Basie interpretó varios de los éxitos de la banda de John Lennon y Paul McCartney.

La producción contó con la participación de Arturo Chico O’Farrill, un compositor y arreglista cubano que trabajó también con otros grandes del jazz, como Benny Goodman y Dizzy Gillespie.

El disco fue grabado en mayo de 1966 por el sello Verve, de Norman Granz, e incluyó más de diez canciones del grupo de Liverpool.

Entre ellas, figuraban Help!, Can’t Buy Me Love, Michelle, Yesterday, I Wanna Be Your Man, Do You Want To Know A Secret? y All My Loving. El album también contaba con el tema Kansas City, de Jerry Leiber y Mike Stoller.

En la sección rítmica, además de Basie (en piano y órgano), estaban Freddie Green (guitarra), Norman Keenan (bajo) y Sonny Payne (en batería).

Formaron parte de los metales de la banda los trompetistas Sonny Cohn, Al Aarons, Wallace Davenport, Phil Guibeau y los trombonistas Grover Mitchell, Bill Hughes, Henderson Chambers y Al Grey.

Por último, completaban la orquesta en la sección madera los saxofonistas Marshall Royal (alto), Bobby Plater (alto), Eric Dixon (tenor), Eddie Davis (tenor) y Charlie Fowlkes (barítono).

La experiencia fue repetida cuatro años después, cuando el mismo Basie grabó con su banda nuevos temas de The Beatles.

Esta vez, el sello encargado de registrarlo fue Ocium, e incluyó temas de la talla de Fool On The Hill, With a Little Help From My Fiends, Eleonor Rigby, Hey Jude y Penny Lane, entre otros.

Muchos años después, la discográfica Phoenix Records decidió lanzar un nuevo álbum donde incluyó más de diez bonus track, aunque en este caso eran 100% Basie. Todos, eso sí, grabado a fines de los 60.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com
Ilustración: Viktoria Martín – Blog: pinturas-viktoriamartin.blogspot.com