Etiqueta: Jorge Anders

Adiós a un grande: falleció el saxofonista, director y compositor Jorge Anders

El pasado lunes 9 de octubre falleció el saxofonista, director y compositor Jorge Anders, un emblema del swing en la Argentina y dueño de una envidiable trayectoria tanto en el país como en Estados Unidos.

Anders era uno de los grandes músicos que tenía la escena de jazz de la Ciudad de Buenos Aires y llevaba adelante una de las pocas big bands que rememoraba los grandes éxitos de Count Basie y Duke Ellington.

Su camino dentro del jazz comenzó con el clarinete. Con apenas 16 años ya lideraba una orquesta que reproducía éxitos de Benny Goodman. A los 18, de la mano de Filolette Martorella, estuvo a punto de ingresar al Teatro Colón, como miembro estable. Sin embargo, su deseo se escribió con swing.

El servicio militar hizo que descubriera otro instrumento: el saxofón. A partir de ahí, fueron inseparables y, para su primer trabajo profesional en el Club Mogador, ya estaba definido su rumbo con el bronce.

Su primera grabación como líder de grupo fue en 1965, cuando registró “Jazz en Embassy”. En 1971 grabó “Jorge Anders y su orquesta” y formó parte -junto a Jorge González, Santiago Giacobbe, Carlos Lapouble y Gustavo Bergalli- del recordado álbum “Quinteplus”.

Antes de partir a los Estados Unidos, formó un cuarteto muy particular ya que tenía en el piano a otro de los grandes músicos de la escena jazzística local: Jorge Navarro. “Como tiene que ser” fue el título del material que dejó esa unión.

En 1979 partió hacia Nueva York con un sólo objetivo: lograr triunfar en el corazón del jazz. Y vaya si lo logró. Apenas un tiempo después de su arribo y sin saber siquiera el idioma, fue elegido para dirigir la orquesta de Duke Ellington.

En Estados Unidos no sólo grabó más de diez discos -con orquesta y cuarteto-, sino que también conoció a quien fue su pareja, Maryanne Murray, con quien registró “In the Neighborhood” en 2009.

Desde su regreso a la Argentina, Anders estuvo al frente de su propia big band, que se presentaba con frecuencia en Notorious y con la que lanzó “Going Home” (Acqua Records) en 2015. Con su partida, el jazz se quedó sin un Maestro.

Gonzalo Chicote

Un ciclo plagado de leyendas asoma en el Bebop Club

Los jueves de junio y julio serán muy especiales para el jazz de la Ciudad. Ocurre que, gracias a la brillante idea de Alberto Grande, se presentará en el Bebop Club (Moreno 364, CABA) el ciclo “Leyendas del Jazz”.

El objetivo del evento -que comenzará el 15 de junio próximo- es juntar a un grupo de los grandes músicos de la escena local con un trío de jóvenes promesas, a los que se le sumará cada noche una cantante invitada y una sorpresa.

En una entrevista con Animales del Jazz, Grande explicó que “el jazz en la Argentina, como todos saben, casi siempre ha sido la hermana no reconocida de la música popular, salvo en las décadas de los 40 y 50”.

“Sin embargo, ha habido y hay grandes artistas que incluso han traspasado el género y han dejado un legado impresionante. De eso se trata la propuesta. De reconocerlos de la mejor forma, tocando en el lenguaje que ellos eligieron y con un formato original e inclusivo”, resaltó.

Algunos de los nombres confirmados hasta el momento son Jorge Navarro, Gustavo Bergalli, Jorge López Ruiz, Néstor Astarita, Chico Novarro, Angel Sucheras, Américo Bellotto, Donna Caroll, Jorge Anders, Juan Carlos Cirigliano, Mauricio Percan, Alejandra Martin, Enrique “Zurdo” Roizner, Santiago Giacobbe, Livia Barbosa, Jorge Cutello, Luis Cerávolo, Ricardo Lew, Manuel Fraga, Bernardo Baraj, Ricardo Pellican, Eleonora Eubel, Norberto Machline, Pichón Grisiglione, Carlos Acosta, Jorge Cichero, Alberto Wassington, Freddy Méndez, Rolando Vismara y Gimo Riportella.

Un detalle importante que destacó Grande es que el público “no sabrá hasta que empiece la noche cuales serán las cuatro o cinco leyendas del concierto, ni la cantante convocada”. Tampoco se conocerá el repertorio, ya que los músicos “se encontrarán apenas un par de horas antes del show” para definirlo.
Según explicó el creador de “Leyendas del Jazz”, la afinidad que tiene con los músicos convocados es muy grande, ya que tuvo la suerte de trabajar con casi todos los maestros del género durante los últimos 25 años.

“Incluso con muchos que ya se fueron, pero que estarán presentes de alguna forma en el ciclo como Baby López Furst, Walter Malosetti, el Negro González, Horacio Larumbe, Pocho Lapouble y siguen los nombres”, remarcó Grande.

Este detalle ayudó mucho al momento de la selección de las leyendas. Al menos así quedó claro al decir: “Para la elección de los músicos sólo tuve que proponerme una edad de corte para hacerlo más sencillo”.

Y agregó: “Seguramente habrá algunos que quedarán fuera de esta primera convocatoria para las siete u ocho fechas programadas, pero habrá más, al menos así lo espero”. Por último, Grande explicó cómo eligió el sitio para desarrollar el ciclo.

“El lugar era clave y Bebop Club reunía todas las características que se necesitaban. Un fantástico espacio integrado por gente profesional y respetuosa que ha hecho sentir a los músicos como en su casa, muy buen sonido, excelente prensa y la privacidad necesaria como para poder llevar adelante la idea”, concluyó.

Gonzalo Chicote

Jorge Anders: las lecciones de un Maestro que enseña sin dar clases

Jorge Anders orquestaA Jorge Anders le gusta que lo llamen Maestro. Se le nota cada vez que cuenta una anécdota en la alguien le pide un consejo -que siempre da como una flecha en el centro del blanco- y que se lo agradece, según sus palabras, de la misma manera: “Gracias, maestro”. Esa última palabra hace brillar sus ojos. Pero no hay soberbia ni vanidad, sino el orgullo de pertenecer a una raza especial de músicos, esa en la que no hay que dar clases para ser maestro. En una larga charla que mantuvo con Animales del Jazz aseguró que a él no le interesa enseñar. ”No tengo tiempo, ni tengo ganas”, afirma, como al pasar. Claro que, en realidad, mantener una conversación con él es suficiente para aprender.
Seguir leyendo

Adiós Negro

download

El pasado sábado 7 de diciembre falleció el contrabajista Jorge “Negro” González, uno de los grandes músicos que tuvo la escena argentina de jazz y un batallador incansable de la difusión del genero local.

Algunos aseguran que fue uno de los pocos privilegiados que tocó con todos. Y la larga lista de nombres con los que compartió escenario pueden confirmar que así fue.

Se puede empezar la nómina por los integrantes de la banda a la que dio nacimiento en 1955 con Mauricio Percan en el clarinete, Michel Barandis en piano y Raúl Céspedes en batería: hablamos de Swing Timers.

La orquesta, que originalmente era de una sola palabra (Swingtimers, según le explicó González a Walter Thiers alguna vez), sufrió sólo dos modificaciones a lo largo de su historia. Céspedes fue reemplazado por Eduarso Casalla y Barandis por Jorge Navarro.

Si bien se desempeñó por más de 40 años con Swing Timers, eso no lo privó para formar parte de Quinteplus en los ’70, junto a Jorge Anders (saxo), Gustavo Bergalli (trompeta), Santiago Giacobbe (piano) y Carlos “Pocho” Lapouble (batería).

Con Néstor Astarita formó parte, en la década del ’50, del trío que lideró el inolviable pianista Rubén “Baby” López Fust. Y, en 1973, estarían ambos junto a Litto Nebbia transitando un poco de jazz y de bossa nova.

Pero la lista no se termina allí. Los ’60 lo encontrarían en otro de los legendarios tríos que tuvo la escena nacional, aquel que lideraba el pianista Alberto Favero y que tenía a Lapouble detrás de la batería.

Su papel como difusor del jazz arranca en esa década cuando fundó la Agrupación Nuevo Jazz junto a Rodolfo Alchourrón, Casalla, Mike Lerman, Alfredo Wolf, Giacobbe, Navarro y los hermanos Rubén y Leandro “Gato” Barbieri.

“La Agrupación organizó conciertos y charlas y difundió las nuevas corrientes del género, en un momento de inflexión para las formas de improvisación”, explicó Sergio Pujol en su libro “Jazz al Sur. Historia de la música Negra en la Argentina”.

Aunque su verdadero aporte llegó de la mano de Jazz & Pop. El local se ubicó en Chacabuco 508 fue abierto en 1978 y se mantuvo activo hasta 1984. Allí pasaron artistas internacionales de la talla de Chick Corea, y baluartes de la escena nacional como Enrique “Mono” Villegas o Roberto “Fats” Fernández.

Años después, tomó revancha y reabrió sus puertas, aunque esta vez fue en un local en la calle Paraná 340. Nombres y más nombres pasaron por allí: Hermeto Pascoal, Rubén Rada, Lito Epumer y Javier Martínez, entre otros tantos.

Tenía 79 años, pero su fuerza hizo que nunca abandonara su trabajo en Jazz & Pop. Difundiendo el jazz, el género que amaba.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com