Etiqueta: Jimmy McPartland

Ben Pollack, el puntapié de las grandes big band

bigbandlibrarypollackben1954universalpicturesEn los años ´20, el jazz apenas estaba dando sus primeros pasos y no abundaban las bandas que tocaban el género. Tal vez dos de las más recordadas fueran la Original Dixieland Jass Band (ODJB) y la New Orleans Rhythm Kings (NORK).

A la primera se le atribuye la primera grabación de jazz de la historia (realizada por el sello Víctor). Sin embargo, no dejó tras de sí un legado de artistas ya que, una vez disuelta, los músicos que la integraban dejaron de tocar.

En cambio, la NORK tuvo entre sus talentos a un joven que, con el tiempo, se convertiría en líder de su propia orquesta. El nombre: Ben Pollack. Y su banda dio nacimiento a varias estrellas de la talla de Benny Goodman, Glenn Miller y Jack Teagarden.

Pollack nación en Chicago (Estados Unidos) el 22 de junio de 1903 y, de joven, aprendió sólo a tocar la batería. Su paso por la New Orleans Rhythm Kings le aportó lo necesario para armar su propia agrupación en 1926.

Uno de los pilares de aquella orquesta fue Gil Rodin que, junto con el trombonista Glenn Miller, colaboraron en el desarrollo musical de la banda. Por aquel entonces también daba sus primeros pasos un pequeño clarinetista de apellido Goodman. Benny, para los amigos.

Pero no fueron los únicos grandes músicos que pasaron a su lado: el trombonista Jack Teagarden, el cornetista Jimmy McPartland y el trompetista Harry James. Pese a que la agrupación logró firmar un contrato con la Víctor para grabar, 1934 fue el año de la disolución.

Ben no abandonó el jazz. Lejos de eso, Pollack continúo tocando al frente de sus propias orquestas, colaborando como director musical de Chico Marx (en los años ’40) y fundando su propio sello discográfico: Jewel Records.

En la década de 1950 y 1960, se mantuvo al frente de la Ben Pollack and his Pick-A-Rib Boys realizaron varias grabaciones y conciertos. Por caso, se puede recordar la presentación que realizó en 1964 en los espectáculos de jazz organizados por Disneyland, en los que participaron también otros artistas como Louis Armstrong.

El 7 de junio de 1971, Pollack decidió terminar con su vida en Palm Springs. Sin embargo, dejó tras de sí una espectacular carrera que le otorgó un merecido apodo: “El Padre del Swing”.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com

El triste adiós de dos enormes mujeres

Portrait Of Marian McPartland

Marian McPartland

Margaret Marian Turner nació 20 de marzo de 1919 en Inglaterra y mostró gran interés por la música. Tanto que a los 3 años comenzó a tocar el piano. Fue la Segunda Guerra Mundial la que puso al cornetista Jimmy McPartland en su vida y con él, el jazz.

En 1953, la pareja se mudó a Nueva York y ella, ya convertida en Marian McPartland formó un trío que frecuentaba el Hickory House, uno de los clubes del género que abundaron en la famosa calle 52.

Fue allí donde se comenzó a codear con grandes músicos como Duke Ellintong y Benny Goodman. Las casualidades hicieron que Jane Harvey (nacida el 6 de enero de 1925) sea la voz de varias de las formaciones que crearon el pianista y el clarinetista.

Esa voz quedó grabada primero en discos de Goodman como “You Brought a New Kind of Love to Me”. También fue registrada junto a la orquesta de Desi Arnaz, mientras que con Ellintong formó parte de los albumes “Leave it to Jane” y “I’ve Been There”.

Pero a fines de los años 50, decidió alejarse del mundo del jazz para dedicarse a su familia. Así fue como dejó de lado momentáneamente su carrera para dedicarse a criar a su hijo, Bob Thiele Jr.

jane harvey

Jane Harvey

Pero hubo algo más que compartieron: su trabajo con la voz. Ocurre que, lejos del canto, Marian decidió llevar su talento a la radio para conducir el programa “Piano Jazz”.

Por aquel entonces, Harvey había vuelto a escena presentándose en varias localidades de Estados Unidos.

Y el paso del tiempo no se convirtió en un impedimento: ambas continuaron con su carrera pese a que el calendario avanzaba.

Una anécdota la pinta de cuerpo entero: ya con 89 años, Marian aseguró que no había motivos para jubilarse en una entrevista. “¿Retirarme? ¿Por qué hay que retirarse? Tengo trabajo, gano dinero, y me gusta lo que hago. Creo que mejor salgo saltando de un pastel de cumpleaños o algo”, afirmó en ese 2007.

En 2011 Harvey realizó actuaciones en Nueva York y Los Ángeles. Incluso, volvió a publicar varios de sus disco, entre ellos, una sesión inédita con el guitarrista Les Paul. Mientras tanto, McPartland dejó su programa radial para dejarlo en manos de su amigo Jon Weber.

Con 95 y 88 años, McPartland y Harvey (respectivamente), demostraron que la edad es algo que no importa si lo que se quiere transmitir es buen jazz.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com