Etiqueta: Herb Ellis

Navidades tristes para el jazz

Buddy DeFrancoEl pasado 24 de diciembre, a sólo unas horas de la llegada de la Navidad, falleció el clarinetista de jazz Buddy DeFranco en Panama City (Florida – Estados Unidos), conocido por sus aportes en las bandas de Count Basie y Glenn Miller.

Si bien nació en New Jersey (el 17 de febrero de 1923), el músico estadounidense comenzó su vínculo con el instrumento que lo llevaría a la fama en Philadelphia a la temprana edad de 9 años y a los 14 ya había sido acreedor del máximo galardón en el Tommy Dorsey Swing.

El salto a la fama llegó luego de su aparición en el Saturday Night Swing Club -donde compartió protagonismo junto a un baterista jovencito llamado Gene Krupa-, ya que fue descubierto por Jonnhy “Scat” Davis y emprendió una gira con él en 1939.

Seguir leyendo

El jazz del otro lado del mundo

ToshikoDesde sus orígenes en la clandestina Storyville a principios de los 1900, el jazz no sólo fue creciendo musicalmente -generando nuevas olas dentro de su misma esencia- sino que también traspasó las fronteras.

Primero dentro de Estados Unidos, pasando de Nueva Orleans a Chicago, luego a Nueva York y de la costa este a la oeste hasta cruzar los límites del país del norte de América para penetrar en los lugares más recónditos del planeta.

La historia de esta artista llega de un lugar no muy habituado al jazz: Asia. La República Popular China había visto nacer el 12 de diciembre de 1929 a Toshiko Akiyoshi y sus primeros pasos junto al piano estuvieron de la mano de la música clásica.

Hija de padres japoneses, Akiyoshi viajó a la tierra de sus ancestros donde descubrió el jazz de la mano del legendario Teddy Wilson. Toshiko quedó cautivada con el sonido de “Sweet Lorraine” y supo que no debía separarse de esas melodías.

Para 1952, la pianista ya mostraba su talento en el club Ginza. Fue en ese lugar y en ese mismo año donde cambió su vida: una de las noches en las que tocaba con su banda formaba parte del público Oscar Peterson.

El pianista fue quien la convenció de que viajara a Estados Unidos y logró que el productor Norman Granz estuviera al mando de su primera grabación. Toshiko´s Piano fue el nombre del álbum, del que participaron Herb Ellis (guitarra), J. C. Heard (batería) y Ray Brown (bajo).

Luego, Akiyoshi inició su carrera en la prestigiosa Berklee College y, una vez que se recibió en 1959, inició un proyecto con quien fuera su primer esposo, el saxofonista Charlie Mariano. Con él creó el Toshiko Mariano Quartet.

Los años sesenta llegaron con uno de los discos que la ubicó en un lugar de excelencia: “Toshiko Mariano”. El álbum fue registrado en 1961 por el sello Candid junto a Gene Cherico en bajo y Eddie Marshall en batería.

Diez años después, ya separada de Mariano, se establece en Chicago con su nuevo marido, el también saxofonista Lew Tabackin, con quien emprende un nuevo camino conduciendo una big band.

Con esta agrupación llegó su mayor éxito en 1991. Ocurre que en aquel año graba uno de los discos que fue considerado el mejor dentro del jazz. El lugar fue el mítico Carnegie Hall de Nueva York.

Tiempo después llegó su autobiografía (“Vida con Jazz” – 1996), los premios y la distinción en Japón, cuando recibió un año después la medalla Shijuhohsho entregada por el mismísimo emperador de ese país. Aún permanece en actividad junto a su esposo y a su big band.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com

JATP: jazz en estado puro

250px-JATP_1955Pese a que la Jazz At The Philarmonic -o simplemente JATP, como se la conoció popularmente- estaba compuesta por varios músicos, basta mencionar a una sola persona para definirla: Norman Granz.

Es que este famoso productor de jazz fue ideólogo de esta maravillosa movida que juntaba a los mejores músicos del género del momento para participar en jam sessions abiertas al público.

El objetivo era claro: trasladar a grandes teatros aquellos que se producía en pequeños locales nocturnos, para lo cual llamaba a unos cuantos músicos y los ponía a tocar juntos.

norman granz

En el fondo, no sólo se trataba de conciertos sino de una reivindicación de valores debido a que Granz se negaba a que el espectáculo tuviera un público segregado racialmente.

El lugar elegido originalmente fue el Philarmonic Auditorium de Los Ángeles. Ese fue el motivo por el cual el espectáculo se llamó de esa manera, aunque años después se trasladara por diversos lugares de Estados Unidos y el mundo.

El día seleccionado fue el 2 de julio. Era 1944 y el músico del momento era Nat King Cole. Esa fue la razón por la que Granz eligió al cantante y pianista y lo hizo tocar con su trío. Ese fue el puntapié inicial.

Luego, llegaron varias figuras más, como por ejemplo Ella Fitzgerald, Duke Ellington, John Coltrane, Stan Getz y Coleman Hawkins.

También formaron parte de las veladas dos grandes del bebop. Hablamos, claro está, de Charlie Parker y Dizzy Gillespie.

Mención especial merece Illinois Jacquet ya que, según sus propias palabras, “Granz me debe a mí que JATP se convirtiera en éxito mundial”.

Fuera de Estados Unidos, los conciertos realizados en Japón fueron muy recordados por el público. En ellos, el trío de Oscar Peterson (formado por Herb Ellis y Ray Bronw) sobresalió con una notable actuación.

En 1967 llegó el fin del JATP. Pero el espectáculo siguió sonando gracias a que la mayoría de los conciertos fueron inmortalizados por los sellos de propio Granz (Clef, Norgran, Verve y Pablo).

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com