Etiqueta: Duke Ellington (página 1 de 8)

Baile con mucho swing, en la última jornada del Festival Buenos Aires Jazz.16

La Glorieta de Barrancas de Belgrano está acostumbrada al baile y a la música. Desde hace tiempo recibe a quienes disfrutan del tango y acuden, religiosamente, cada lunes a las 20.30 horas para milonguear. Sin embargo, esta vez la matiné se vistió de jazz y los bailarines se movieron al ritmo del swing que impuso Marina Quiroga y sus Héroes del Swing.
Las clases de baile fueron una de las novedades que incluyó el “Festival Internacional Buenos Aires Jazz.16” y estuvieron presentes en otras sedes: en el Resurgimiento (con Biggeri Bros Swing Dance), en el Carlos Gardel (con Swing Out Studio) y en el Julián Centeno (con Swing City).
Al respecto, el director artístico del evento, Adrián Iaies, aseguró a Animales del Jazz que la idea era seguir sumando y por eso fue que incorporaron las clases de baile en esta edición. “Así como el Festival tiene una jam, tiene conciertos, un ciclo de cine, clases y un montón de actividades que son aledañas al género, el baile está como la más pura esencia del inicio del jazz”, señaló. Y añadió: “Las orquestas tocaban para que la gente escuche y baile. La gente bailaba con Duke Ellington, Count Basie, Artie Shaw, Benny Goodman, Glenn Miller; están en el más puro espíritu del asunto”.
Seguir leyendo

Veinte años sin scat

01La mejor manera de explicarle a una persona qué es el scat, es hacerle escuchar la versión de “Take the ‘A’ Train” (aquella canción que creó Billy Stayhorn para Duke Ellington) en la voz de Ella Fitzgerald.

No porque la cantante nacida en Newport News (Estados Unidos) en 1917 haya sido la creadora de esa técnica vocal y mucho menos porque es una característica elemental del jazz, sino más bien porque ella fue un excelente exponente.

Fiztgerald comenzó a sumar el scat en su repertorio luego de familiarizarse con la creciente escena del bebop. Las largas noches que pasaba escuchando a Dizzy Gillespie y compañía, le ayudó a madurar esa modalidad de canto.

Seguir leyendo

Un día lleno de festejos

descargaEste 30 de abril se llevarán adelante los festejos de la quinta edición del Día Internacional del Jazz. Washington será la sede oficial del evento que fue declarado por la Unesco y que, junto al Instituto del Jazz Thenolious Monk, organiza cada año.

Esta es la primera vez que la tierra que vio nacer al género es anfitriona, ya que con anterioridad fueron elegidas las ciudades de Estambul, Osaka y París (en el primer año se realizaron múltiples actividades en diversos puntos del planeta).

La particularidad que tendrá esta edición es que los conciertos principales se realizarán en la Casa Blanca y contarán con la presencia estelar del presidente norteamericano Barack Obama y la primera dama Michelle Obama.

Seguir leyendo

Carnegie Hall, el concierto donde el jazz se convirtió en adulto

The Famous 1938 Carnegie Hall Jazz ConcertCamino despreocupado por la calle cuando vi detrás de un vidrio el disco del famoso concierto que Benny Goodman hizo en el Carnegie Hall. No era una disquería ni una casa de antigüedades, sino la casa de -imagino- un fanático del jazz. Me acerqué, tomé una foto (la que se ve en la publicación) y me puse a pensar sobre él.

Llegan un montón de recuerdos sobre la obra. ¡Qué importante que fue ese disco para la historia del jazz!. Muchos son los aspectos que lo caracterizaron, pero rescato por sobre todo lo que los críticos y estudiosos resaltaron: en ese 16 de enero de 1938 el jazz cumplió la mayoría de edad. Aquello que se inició en Nueva Orleans ya había evolucionado y ese concierto fue el símbolo de la madurez. Había dejado atrás los pañales para ser reconocido por el público norteamericano.

Seguir leyendo

¿A dónde va el jazz?

Santa María Jazz BandMiro por la ventana de un bar en el que sólo me acompañan el mozo y el encargado. En la cocina se oye algo de ruido, aunque desconozco la cantidad de cocineros que hay. Tampoco me interesa, en realidad. El día es lluvioso. Caen gotas y en la vereda, las baldosas rotas le escupen los pies a los pocos que pasan por ahí. Suena algo en los parlantes, pero como no me gusta hago lo de siempre: tomo mi reproductor de música y pongo jazz. Seguir leyendo

« Siguientes entradas