Etiqueta: chet baker (página 1 de 3)

Chet Baker: 30 años del fallecimiento del ángel endemoniado

Su vida fue un verdadero infierno. Drogas, excesos, violencia. Sin embargo, bastaba con escuchar su voz para trasportarse al mismísimo reino de los cielos. Así fue la vida del ángel endemoniado, la obra de Chet Baker.

Hay mucho para contar sobre este emblemático trompetista y cantante. Pero un dato sobresale hoy en día: el 13 de mayo pasado se cumplieron 30 años de la muerte de este genial artista.

En una lejana Ámsterdam, Baker vivió sus últimos segundos de vida. El suspiro final llegó antes de caer desde el tercer piso del hotel donde estaba alojado. Su muerte, para algunos fue un misterio.

Para comprender un poco las teorías de su fallecimiento, es necesario hacer un breve repaso por su vida. Sobre todo, por su contacto directo con los dealers. Con las deudas y sus consecuencias.

Baker comenzó su carrera en California. Junto al saxofonista Gerry Mulligan se emprendió en un viaje por el cool jazz, aquella movida tranquila y relajada que creció al compás de las olas de la Costa Oeste de Estados Unidos.

Ya por aquel entonces las drogas estuvieron presentes -marihuana, sobre todo- y las consecuencias de su consumo. No hablo de la salud, sino de las leyes: por aquel entonces, los consumidores eran tratados como delincuentes.

Fue así como se quedó en poco tiempo como líder del quinteto que comandaba su colega Mulligan. El saxofonista terminó preso en momentos en el que era elegido como uno de los mejores instrumentistas.

Tiempo después llegó el turno de Baker. El ángel endemoniado comenzó a transitar un camino más pesado, más oscuro. La heroína llegó a su vida para quedarse. Para transformar el rostro del James Dean del jazz en el pergamino más antiguo de la biblioteca de Alejandría.

En el medio, otros altercados afectaron a Chet. Mientras su carrera crecía, en tiempos en los que aparecía en películas italianas, tuvo que visitar la cárcel. Sí, las drogas y sus consecuencias.

Las marcas del consumo se fueron acrecentando. Los problemas también. Dejó una deuda con personas que no perdonan los incumplimientos. Fue así como perdió los dientes y, con ellos, unos años fuera de los escenarios.

Algo más de seis años le llevó volver a tocar como lo hacía. Los dientes son fundamentales para la embocadura de una trompeta, tanto como los dedos para un pianista.

Volvió a hacer cumbre. A poner su nombre entre los más respetados del ambiente. Hasta logró llamar la atención de Bruce Weber, que llevó su vida a la pantalla grande con el documental “Let’s Get Lost”.

Sin embargo, Baker -que de manera gustosa participó de la filmación aportando su visión de los hechos- nunca pudo ver el material terminado. Su vida se terminó antes del estreno. Más precisamente, el 13 de mayo de 1988.

El mito creció.  Y, como todo mito, se habló mucho de su final. Se especuló con otro ajuste de cuentas, que terminó trágicamente con el músico volando desde el tercer piso del hotel.

Otra teoría, más romántica, dice que Baker cayó por ir a buscar su trompeta. Afirma esta historia que no le permitieron entrar y que Chet no quiso irse sin su instrumento, así que comenzó a trepar por los balcones hasta que una mala maniobra lo hizo caer al vacío.

Lo cierto es que, al menos lo que dice la versión oficial, el ángel endemoniado simplemente fue vencido por las drogas. Su habitación, vacía y cerrada por dentro, sólo tenía restos de cocaína y heroína. Su análisis de sangre confirmó el consumo.

Vencido, cayó por el balcón. No hubo un canto salvador. Tal vez su voz hubiese logrado elevarlo una vez más. Como cuando trasladaba a todos a los cielos, entonando “My Funny Valentine”.

Gonzalo Chicote

Arrancó la preventa de la segunda edición de BA Jazz Magazine

fb_img_1474812510178Después de largos días, esfuerzo y mucha dedicación cerró la segunda edición de BA Jazz Magazine, la única revista en papel dedicada al jazz.

Si bien en octubre saldrá de la imprenta, ya se puede adquirir a través del portal. Los ansiosos que no pueden esperar unos días, podrán obtener la versión digital en el momento.

En esta edición, la nota principal será la entrevista realizada al pianista Cirilo Fernández.

Seguir leyendo

Au revoir, Toots

Jean Baptiste Frédéric Isidor Thielemans nació en la misma tierra que Django Reinhardt y, al igual que el eximio guitarrista, su destino fue marcado por el jazz. Claro que recordar tamaño nombre era complejo, por eso se hizo conocido con el apodo de Toots.

A diferencia de otros músicos, Toots se hizo grande con un instrumento pequeño. Al principio recibía burlas por tocar la armónica y hasta se hizo ejecutor de la guitarra. Pero nunca se dio marcha atrás con el pequeño viento.

Aprendió sólo a ejecutar el instrumento y todos sus conocimientos llegaron por la repetida escucha de aquellos músicos que hicieron grande al jazz. Su primer disco, fue precisamente uno del maestro Louis Armstrong: “Carry me back to old Virginy”.

Seguir leyendo

El poeta del saxofón

Paul DesmondEn los años en los que florecía el alocado bebop en la ciudad de Nueva York, la Costa Oeste de los Estados Unidos mostraba que podía presentarle batalla con el desarrollo de una movida mucho más relajada: el cool jazz.

Muchos son los músicos que supieron llevar el estandarte de este género dentro del jazz, como ser los trompetistas Miles Davis y Chet Baker y los saxofonistas Gerry Mulligan, Stan Getz y Art Pepper, entre otros.

También existió un saxofonista alto que era la antítesis de la propuesta que presentaba Charlie Parker. Hablamos de Paul Desmond, que proponía una sonoridad más bien lírica en contraposición a la rapidez y la explosión que tenía el músico nacido en Kansas City.

Seguir leyendo

85 años del nacimiento del James Dean del jazz

Chet Baker jovenEra un músico que despertaba la admiración del público cada vez que se posaba con su trompeta frente al micrófono y derretía los hielos de las copas cuando su voz interpretaba “My Funny Valentine”.

Además de talentoso, era joven y apuesto cuando se dio a conocer en la banda de Vido Musso a principios de los años 50. Por ese motivo, muchos conocían a Chet Baker como el James Dean del jazz.

Su belleza lo ayudó a abrir algunas puerta en el mundo del espectáculo. Fue así como interpretó a “Jockey” en la película “Hell´s Horizon” en 1955. Por aquel entones, estaba al frente de su propio cuarteto y había registrado con mucho éxito el disco Chet Baker Sings.

Seguir leyendo

« Siguientes entradas