Etiqueta: Charlie Christian

John Hammond: 29 años sin el “cazatalentos” del jazz

102419Un día como hoy, pero de 1987, fallecía el crítico y productor discográfico norteamericano John Hammond, uno de las personas que más luchó por la integración de razas dentro del género sincopado.

Hammond había nacido en cuna de oro. Miembro de una familia acomodada, fue criado en un ambiente lujoso en la parte oriental de la ciudad de Nueva York y desde niño mostró interés por la música.

Sin embargo, no se hizo famoso por su talento musical. Por el contrario, su mayor capital fue la visión para detectar talentos. Y vaya si tenía un gran don para ello, sobre todo, si de músicos de jazz se trataba.

Seguir leyendo

Charlie Christian: un precursor en la guitarra eléctrica del jazz

Ilustración Viktoria Martín

Ilustración Viktoria Martín

Muchos son los músicos que se convierten en el ejemplo a seguir por otros músicos.

Algunos, continúan con el legado escuchado, interpretando el mismo instrumento que su ídolo. Un ejemplo, puede ser el de Dizzy Gillespie que quería tocar la trompeta como Roy Eldridge.

Y otros, por el contrario, no se preocupan si se trate de un piano, un contrabajo o un trombón, sino que buscan igualar el sonido que crean sus mentores. El mismo Eldridge quería que su trompeta sonara como el saxofón de Coleman Hawkins.

Ese fue el mismo camino que recorrió Charlie Christian.

Este músico nacido Dallas (Texas – Estados Unidos) el 29 de julio de 1916, pretendía que su guitarra no sonara como la de los viejos bluesman, sino que lo hiciera como el saxofón de Lester Young.

Tal como lo explicó Joachim Berendt en su libro “El jazz – De Nueva Orleans al Jazz Rock”, Christian “tocaba su instrumento con un virtuosismo que sus contemporáneos simplemente no creían posible”.

charlie christianAsí, la guitarra de Charlie se convirtió en ‘instrumento de viento’, comparable al saxofón tenor de Young.

No obstante, el brillante músico no sólo pasó a la historia por tener el talento de hacer sonar las cuerdas como un bronce sino por ser un precursor en la introducción de la guitarra eléctrica en el jazz.

Fue a mediados del año 30 cuando adquirió su Gibson ES150, ya instalado en Oklahoma City, y cuando comenzó a hacerse conocer como un virtuoso, tanto que cobraba u$s2,5 por noche (algo realmente majestuoso para esa época).

En 1939 Mary Lou Williams -que formaba parte de la orquesta de Andy Kirk- lo escuchó sonar cuando estaba de gira por esta ciudad. Ella fue quien le llevó el rumor a John Hammond a la vuelta, cuando regresó a Los Ángeles.

El viaje resultó útil para el crítico, ya que quedó maravillado al escuchar al guitarrista. Y encontró el lugar dónde ubicarlo: la big band de Benny Goodman.

Por aquella época, el director y clarinetista estaba haciendo pruebas para incorporar un músico, pero ninguno le convencía. Hasta que escuchó a Christian y lo contrató de inmediato.

Tocó tanto en el sexteto como en el septeto de Goodman, compartiendo escenario nada más y nada menos que con Lionel Hampton. Allí fue una pieza clave de temas como Air Mail Special o Shivers.

Pero no sólo formó parte de la historia por estar junto al clarinetista. Sino que fue uno de los músicos que frecuentaba, por 1941, el Milton’s Playhouse, el mítico bar que vio nacer el bebop.

En aquel lugar hubo un iluminado que decidió registrar cuando volaba con sus manos Christian. Las grabaciones se convirtieron en disco con posterioridad.

Sin embargo, su vida estaba destinada a durar poco.

En plena cresta de la ola, su salud se fue deteriorando por culpa de una tuberculosis que terminó con su vida el 2 de marzo de 1942. Sólo tenía 25 años.

El jazz moderno estaba por nacer cuando Christian pereció. Pero nadie puede negar que él fue quien marcó el camino. Kenny Clarke lo dijo con claridad: “si Charlie hubiera vivido, habría sido realmente moderno”.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com
Ilustración: Viktoria Martín – Blog: pinturas-viktoriamartin.blogspot.com