Etiqueta: Caetano Veloso

Jazz de primera, por una excelente causa

Festival solidario jazz blues y bossa novaPasadas las 20.30 horas del próximo sábado 30 de agosto, el Bebop Club (Moreno 364) será el escenario del “Festival Solidario de Jazz, Blues y Bossa Nova” organizado por Jazz & Cash y Área Responsable.

La programación no podía ser más interesante. Arriba del escenario se presentarán Javier Malosetti, el cuarteto liderado por Marco Sanguinetti y las cantantes Delfina Oliver y Josi Dias.

Las entradas del evento costarán $100 (pueden adquirirlas aquí ) y todo lo recaudado será donado a tres comedores infantiles. Es importante remarcar que tanto los músicos como el Bebop se prestaron de manera desinteresada.

Martín Kanenguiser, conductor del programa de radio Jazz & Cash y uno de los organizadores del evento, se tomó unos minutos para conversar con Animales del Jazz y responder algunas preguntas.

¿Cómo surgió la idea de realizar un festival solidario?
La idea surgió a partir de los programas Jazz & Cash que conduzco yo y de Área Responsable, que conduce Patricia Lafratti, ambos en Radio Palermo. Ella además apadrina un par de comedores infantiles en el Gran Buenos Aires. La idea era aprovechar que teníamos varios años en el aire y que yo quería pasar de las palabras y la música a la posibilidad de ayudar a otros. Y así hicimos el primer festival el año pasado en La Oreja Negra, luego este año en Onyx y ahora en Bebop.

¿Cuáles son las instituciones que recibirían las donaciones?
Los tres comedores son:

  • “Casita del Sol” -Los Polvorines-. El Comedor brinda el almuerzo diario a 47 chicos. Funciona desde 1988, sin soporte del Estado.
  • “Jardín de Dios” -José C. Paz-. Funciona los sábados, desde 2003, con más de 50 chicos (25 discapacitados), a quienes les brindan todas las comidas, sin ayuda estatal.
  • “Asociación Civil Binca” –Boulogne-. El Comedor brinda alimentos para chicos y adolescentes.

¿Cuáles son las expectativas que tienen?
No puedo creer que se hayan prendido músicos del nivel que se sumaron en cada una de las convocatorias y este no es una excepción, con Malosetti, Oliver, Josi Dias y Marco Sanguinetti; ahora el desafío es que la gente se prenda a ir a Bebop, sabiendo que además de ver un gran show, van a estar ayudando a gente que lo necesita.

Radiografía de los músicos
Repasando muy brevemente la carrera de Malosetti se puede mencionar que arrancó como baterista, pero luego las cuerdas lograron cambiar el rumbo y el bajo se convirtió en su gran aliado para hacerse camino en la música.

Durante casi una década formó parte de la banda de Luis Alberto Spinetta, aunque también realizó sus propias grabaciones como solista o al mando de Electrohope, banda que integró junto a Nicolás Raffetta (teclados), Hernán Segret (guitarra, bajo y voz) y Tomi Sainz (batería). En la actualidad, está al frente de su nuevo proyecto: JM4.

Por su parte, Sanguinetti aportará la perfección y la meticulosidad de “8”, el último material que registró junto a Jerónimo Carmona (contrabajo), Fermín Merlo (batería) y Migma (bandeja de vinilos). 

En tanto, las voces femeninas aportarán un poco de jazz y otro tanto de bossa nova. En efecto, Oliver recordará parte de los discos que escuchó desde joven, como Ella Fitzgerald, Billie Holliday, Sarah Vaughan o Chet Baker.

En cambio, la brasileña Dias traerá un poco de Vinícius de Moraes, Tom Jobim, Dorival Caymmi, Chico Buarque, Caetano Veloso, Milton Nascimento, Luiz Gonzaga Noel Rosa, entre otros.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com

Un piano en el Coliseo

Stefano Bollani y Gonzalo Chicote

Stefano Bollani y Gonzalo Chicote

Extrovertido, alegre, cómico. Esos son algunos de los adjetivos que mejor describen a Stefano Bollani debajo del escenario. Encima, esos dotes se mezclan con su talento y el resultado es un show magnífico, como el que se vio en el Teatro Coliseo el pasado martes.

Con un repertorio amplio y una conexión plena con el público, el pianista italiano hizo su cuarta presentación en Buenos Aires en un espectáculo que incluyó sólo un piano y la genialidad en manos del europeo.

Animales del Jazz estuvo presente en el teatro y tuvo la posibilidad de dialogar con Bollani al final del show, donde explicó lo importante que fue para él Enrico Rava y lo mucho que lo sorprendió la música de Charles Mingus.

Muy amable, siempre con una sonrisa y muy atento a las preguntas, Stefano contó cómo inició su comunión con el tango y el jazz, además de contar sus experiencias con el Leandro “Gato” Barbieri, Chick Corea y Caetano Veloso.

¿Qué relación tiene con el tango?
Conozco bastante de la tradición del tango, de (Osvaldo) Pugliese y de (Aníbal) Troilo. Pero el músico que más me encantó del mundo del tango fue Horacio Salgán. Porque toca el mismo instrumento que yo y porque toca de una manera que nunca escuché en otros géneros musicales. La manera de tocar, la energía, el fuego, la precisión y el gusto era muy raro. Salgán, para mí, fue una escopeta. Lo escuché la primera vez por un amigo argentino que me puso un casette de Salgán. No sabía nada. No sabía qué música era, no sabía que era tango, no sabía que era argentino, pero me gustó mucho, mucho. Esto fue, no hace mucho tiempo, hace 12 años.

¿Cómo fue tocar con el Gato Barbieri?
Era un tour de encuentro de Enrico Rava y Gato Barbieri después de 20 años, porque ellos eran muy amigos. Era un tour en Europa, con un grupo muy particular, que tenía a Enrico Rava en la trompeta, a Gato Barbieri en el saxofón, Rosario Bonaccorso al contrabajo y Aldo Romano en la batería. Fue una experiencia particular, porque la cosa más impresionante del Gato era el sonido. El sonido que es el mismo que escuchas en los discos. Cuando estas tocando con un contemporáneo, y este contemporáneo toca con el sonido de los discos que escuchaste cuando eran más chico… es impresionante. Es una disonancia cognitiva, porque no se entiende dónde estás.

¿Cual es el músico más importante con el que tocaste?
Yo toqué tres veces con Caetano Veloso. La primera vez fue en 2008. Me acuerdo perfectamente. Para mí era un ídolo total. Escuché la música de Caetano cuando era adolescente. Y cuando toqué con él, no pensé que era Caetano. Porque sino era demasiada la emoción.  Por fortuna existe YouTube. Porque ahora voy a YouTube a escuchar este dúo y me puedo emocionar. Finalmente, puedo probar la emoción. Porque, te garantizo que, en ese caso, era como que tocase con un amigo. Sin emoción. Era un muro que me establecía, porque sino no podía tocar. Imposible tocar con un ídolo así.

¿Qué experiencia representó para vos tocar con Chick Corea?
Chick era una persona totalmente cariñosa. Después de dos minutos con él, todo era más fácil. Absolutamente familiar, como un amigo. Él era como un estudiante de música, porque está siempre hablando de música. Cuando comemos, después del concierto, antes del concierto, dos minutos antes de tocar. Está siempre hablando de música, pero no de su música, sino de la música de otros, de Bill Evans, de (Thelonious) Monk… era un apasionado. Muy bueno.

¿Qué músico de jazz te deslumbró?
Tantos. En el piano, el primero fue Oscar Peterson, por la velocidad. Después, Art Tatum. Después de eso… todos. Hay muchos músicos en el mundo.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com

La Ciudad de Buenos Aires se viste con “La Azzurra” para recibir a Stefano Bollani

En el marco de la segunda edición de “Verano Italiano en Buenos Aires” -organizado por el Gobierno porteño- el pianista Stefano Bollani llenará de puro jazz con aroma mediterráneo el barrio de Retiro.

La cita se llevará a cabo el próximo 3 de junio en las renovadas instalaciones del Teatro Coliseo (Marcelo T. de Alvear 1125), una de las instituciones que más lazos artísticos tiene en la actualidad con el país europeo.

Bollani nació en Milán (Italia) el 5 de diciembre de 1972 y mostró interés por la música desde muy pequeño. Soñaba con ser como Renato Carosone motivo por el que le envió una grabación suya. La recomendación que le hizo el cantante fue clave para su vida: escuchá mucho blues y jazz.

Su camino fue veloz y ya a los 15 años se subió a un escenario de manera profesional. Aunque sus colaboraciones eran para un grupo de pop, nunca abandonó el camino del género sincopado, asistiendo a cuanto seminario se presentara en Italia.

Al momento de nombrar grandes músicos de jazz con los que compartió escenario, se pueden incluir en la lista a Lee Konitz, Paolo Fresu, Leandro “Gato” Barbieri, Pat Metheny, Chick Corea y John Abercrombie, entre muchos otros.

No obstante, tal vez el más importante de todos fue un compatriota: el trompetista Enrico Rava. Ocurre que el músico nacido en Trieste fue uno de los que le abrió las puertas en el mundo del género sincopado.

Con él participó de un centenar de conciertos y grabó trece discos, entre los que pueden mencionarse Tati (2005), The third men (2007) y New York Days (2008), todos registrados para el sello ECM.

Pero su repertorio no se queda exclusivamente en el género sincopado. Por el contrario, Bollani también se animó a matices que se alejan de su tierra natal, como la música brasileña que mostró en el disco “Carioca”.

Ese material y las colaboraciones que realizó con músicos de la talla de Caetano Veloso lo unieron con Brasil. Y llegó a realizar algo que sólo Antonio Carlos Jobim hizo con anterioridad: tocar con un piano de cola en una favela de Río de Janeiro.

Además, tiene varios laureles guardados en su vitrina, entre los que sobresalen el premio al mejor músico europeo de jazz (elegido por los críticos del Viejo Continente) y el octavo lugar entre los mejores pianistas que la prestigiosa revista Downbeat, otorgados ambos en 2007.

Ese mismo año también fue galardonado con el quinto lugar entre los músicos más importantes del jazz por los especialistas de Allaboutjazz de Nueva York, que también distinguió a grandes como Ornette Coleman y Sonny Rollins.

A ello se puede agregar el doctorado “honoris causa” que le proporcionó el Berklee College of Music de Boston (Estados Unidos) en el año 2010. Algo que, sin lugar a dudas, no se obtiene todos los días.

En definitiva, este multipremiado pianista italiano ofrecerá no sólo una paleta musical de lo más variada, sino que deslumbrará a los porteños con mucho jazz. Ese que supo cultivar de la mano de Rava y de los grandes.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com