Etiqueta: Buddy Rich

Héctor “Finito” Bingert, un músico de jazz en la tierra del candombe

20160924_002630El pasado 23 de septiembre, en el sótano de un restaurante cercano al Parque Rodó de Montevideo (Uruguay), se presentó por primera vez el cuarteto que dirige Héctor “Finito” Bingert. El saxofonista uruguayo es de esas personas que tienen mucho para contar. Parte de su historia la transmite entre canción y canción. Con un gran manejo del espectáculo, y como si el público no estuviera metido en su bolsillo desde el primer momento que suena su tenor Selmer, se da el gusto de decir algunos chistes. “Siempre quise hacer stand up, pero en mi casa no se reía nadie. Tendría que haber venido acá”, se sincera y hace reír a más de uno. También explicó el por qué de su apodo, siempre en clave de humor: “Era tan flaco que para que vieran que llegué a algún lugar tenía que entrar dos veces”. Otra vez risas. En la cava del Blanes todo fue jazz y sonrisas. Pasaron grandes standars de John Coltrane, algo de bossa nova y hasta “Europa”, el tema que popularizó Leandro “Gato” Barbieri. La química que hubo entre Finito, Sebastián Zinola (piano), Ignacio Correa (bajo) y Jorge Rodríguez Stark (batería) fue verdaderamente atrapante y el público recién se retiró del lugar cuando los músicos aseguraron que no les quedaban temas para tocar.
Seguir leyendo

Artie Shaw, un músico que abandonó el jazz en su mejor momento

El caso de Artie Shaw fue verdaderamente curioso. Era uno de los artistas que descollaba en la “Era del Swing” y, sin embargo, decidió ponerle fin a su carrera musical cuando estaba en la cresta de la ola.

Nació en “cuna de oro” bajo el nombre de Arthur Jacob Arshawsky en Nueva York. En 1929 inició su camino musical en la agrupación de Paul Whiteman y apenas unos años después ya estaba al mando de su propia banda.

Al igual que Benny Goodman, Shaw no sólo tocó el clarinete y estuvo al mando de su propia orquesta durante los años 30, sino que también fue uno de los primeros en incorporar músicos negros en sus agrupaciones.

Seguir leyendo

¿Qué estarías dispuesto a hacer para ser el mejor?

Whiplash¿Qué estarías dispuesto a hacer para llegar a ser el mejor? Esa es la línea general que sigue “Whiplash”, el film que fue nominado a cinco premios Oscar, entre los que figuran mejor película, mejor guión adaptado y mejor actor secundario.

El largometraje dirigido por Damien Chazelle cuenta el esfuerzo sobrehumano que hace Andrew Neiman (interpretado por Miles Teller) para que el director Terence Fletcher (J. K. Simmons) lo seleccione como baterista principal de su multipremiada orquesta de jazz.

Fletcher maneja la banda como si estuviese en una barraca, ejerciendo una presión descomunal sobre todos los músicos que forman parte de ella. Pese a eso, Andrew está dispuesto a soportar los peores maltratos para lograr ser el mejor, no sólo en la batería, sino también en el mundo del jazz.

Seguir leyendo

Navidades tristes para el jazz

Buddy DeFrancoEl pasado 24 de diciembre, a sólo unas horas de la llegada de la Navidad, falleció el clarinetista de jazz Buddy DeFranco en Panama City (Florida – Estados Unidos), conocido por sus aportes en las bandas de Count Basie y Glenn Miller.

Si bien nació en New Jersey (el 17 de febrero de 1923), el músico estadounidense comenzó su vínculo con el instrumento que lo llevaría a la fama en Philadelphia a la temprana edad de 9 años y a los 14 ya había sido acreedor del máximo galardón en el Tommy Dorsey Swing.

El salto a la fama llegó luego de su aparición en el Saturday Night Swing Club -donde compartió protagonismo junto a un baterista jovencito llamado Gene Krupa-, ya que fue descubierto por Jonnhy “Scat” Davis y emprendió una gira con él en 1939.

Seguir leyendo

Bunny Berigan: la trompeta que hizo temblar a Louis Armstrong

Ilustración Viktoria Martín

Ilustración Viktoria Martín

Los años 30 encontraron a Estados Unidos en medio de la Gran Depresión que se inició con el Crack de Wall Street.

En el plano musical, sin embargo, la vida era una fiesta. Y, en el jazz más precisamente, todo sonaba a Swing.

Las big bands dominaban la escena y se hacían fuertes nombres como Fletcher Henderson, Louis Armstrong, Benny Goodman, los hermanos Dorsey, Duke Ellington y Count Basie, por nombrar sólo algunos.

También, en esos años un músico dividía su vida en apenas dos cosas: el jazz y el alcohol. Su nombre era Rowland Bernard Berigan. Su instrumento, la trompeta. Y su apodo “Bunny”.

Nacido en Hilbert (Wisconsin – Estados Unidos), Bunny Berigan fue, según algunos críticos, una verdadera competencia de Armstrong. Es que con su gran potencia y tonos los fuertes que dominaba, podía deslumbrar a más de uno.

Su carrera fue maratónica. Era un niño prodigio que a corta edad ya tocaba el violín y la trompeta. Durante su juventud participó de manera amateur en varias bandas hasta que, en 1930, fue contratado profesionalmente por Hal Kemp.

Así, con tan sólo 22 años formaba parte de una de las primeras orquestas que viajó a Europa para mostrarle al Viejo Continente la música que sonaba del otro lado del charco.

Pero su vida se consumía rápidamente. Como el contenido de las botellas de alcohol que ingería. Vicio que le impedía iniciar su carrera en solitario.

Eso, sin embargo, no le imposibilitó formar parte de las mejores bandas del momento.

Uno de sus primeros trabajos fue, nada más y nada menos, que el de reemplazar a Bix Beiderbecke en la formación de Paul Whiteman.

Como si fuera una broma macabra, Whiteman se había quedado sin su trompetista por culpa del alcohol y lo suplantaba con otro adicto a la bebida.

En 1935 formaba parte de la orquesta de Goodman y dejaba registrados unos solos majestuosos en “King Porter Stomp” y en “Sometimes I’m Happy”.

Dos años después, formaba parte de la banda de Tommy Dorsey y componía dos clásicos: “Marie” y “Song Of India”.

La mejor canción de Berigan llegó con una formación propia que incluía al baterista Buddy Rich y que llevó por nombre “I Can’t Get Started”.

Ya con un gran éxito detrás, Bunny decide disolver la banda y retoma su lugar junto a Dorsey. Asomaban los años 40.

Junto a Tommy permaneció un tiempo hasta que su salud dijo basta. Su hígado no soportó el alcohol y abandonó este mundo el 2 de junio de 1942 a los 33 años. Solo.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com
Ilustración: Viktoria Martín – Blog: pinturas-viktoriamartin.blogspot.com

© 2019 Animales del Jazz

Realizado por desarrollopageArriba ↑