Etiqueta: Billie Holliday

Cruces, una fórmula que no falla nunca

20151111_222418Hay fórmulas que no fallan. Como si se tratara de “receta” de la Coca Cola, los cruces que se realizan en el Festival “Buenos Aires Jazz.15” no generan más que satisfacción en el público que acude a verlos.

Esto fue lo que sucedió en este miércoles cuando Juan Cruz de Urquiza (trompeta), Francisco Lo Vuolo (piano), Peter Washington (contrabajo) y Billy Drummond (batería) se presentaron en el Thelonious Club.

Pese a los músicos nacionales pudieron establecer contacto con los estadounidenses apenas un tiempo antes para presentarles una lista de posibles temas a interpretar -y que de hecho ensayaron apenas unas horas previas al show- el espectáculo fue impresionante. Seguir leyendo

Jazz de primera, por una excelente causa

Festival solidario jazz blues y bossa novaPasadas las 20.30 horas del próximo sábado 30 de agosto, el Bebop Club (Moreno 364) será el escenario del “Festival Solidario de Jazz, Blues y Bossa Nova” organizado por Jazz & Cash y Área Responsable.

La programación no podía ser más interesante. Arriba del escenario se presentarán Javier Malosetti, el cuarteto liderado por Marco Sanguinetti y las cantantes Delfina Oliver y Josi Dias.

Las entradas del evento costarán $100 (pueden adquirirlas aquí ) y todo lo recaudado será donado a tres comedores infantiles. Es importante remarcar que tanto los músicos como el Bebop se prestaron de manera desinteresada.

Martín Kanenguiser, conductor del programa de radio Jazz & Cash y uno de los organizadores del evento, se tomó unos minutos para conversar con Animales del Jazz y responder algunas preguntas.

¿Cómo surgió la idea de realizar un festival solidario?
La idea surgió a partir de los programas Jazz & Cash que conduzco yo y de Área Responsable, que conduce Patricia Lafratti, ambos en Radio Palermo. Ella además apadrina un par de comedores infantiles en el Gran Buenos Aires. La idea era aprovechar que teníamos varios años en el aire y que yo quería pasar de las palabras y la música a la posibilidad de ayudar a otros. Y así hicimos el primer festival el año pasado en La Oreja Negra, luego este año en Onyx y ahora en Bebop.

¿Cuáles son las instituciones que recibirían las donaciones?
Los tres comedores son:

  • “Casita del Sol” -Los Polvorines-. El Comedor brinda el almuerzo diario a 47 chicos. Funciona desde 1988, sin soporte del Estado.
  • “Jardín de Dios” -José C. Paz-. Funciona los sábados, desde 2003, con más de 50 chicos (25 discapacitados), a quienes les brindan todas las comidas, sin ayuda estatal.
  • “Asociación Civil Binca” –Boulogne-. El Comedor brinda alimentos para chicos y adolescentes.

¿Cuáles son las expectativas que tienen?
No puedo creer que se hayan prendido músicos del nivel que se sumaron en cada una de las convocatorias y este no es una excepción, con Malosetti, Oliver, Josi Dias y Marco Sanguinetti; ahora el desafío es que la gente se prenda a ir a Bebop, sabiendo que además de ver un gran show, van a estar ayudando a gente que lo necesita.

Radiografía de los músicos
Repasando muy brevemente la carrera de Malosetti se puede mencionar que arrancó como baterista, pero luego las cuerdas lograron cambiar el rumbo y el bajo se convirtió en su gran aliado para hacerse camino en la música.

Durante casi una década formó parte de la banda de Luis Alberto Spinetta, aunque también realizó sus propias grabaciones como solista o al mando de Electrohope, banda que integró junto a Nicolás Raffetta (teclados), Hernán Segret (guitarra, bajo y voz) y Tomi Sainz (batería). En la actualidad, está al frente de su nuevo proyecto: JM4.

Por su parte, Sanguinetti aportará la perfección y la meticulosidad de “8”, el último material que registró junto a Jerónimo Carmona (contrabajo), Fermín Merlo (batería) y Migma (bandeja de vinilos). 

En tanto, las voces femeninas aportarán un poco de jazz y otro tanto de bossa nova. En efecto, Oliver recordará parte de los discos que escuchó desde joven, como Ella Fitzgerald, Billie Holliday, Sarah Vaughan o Chet Baker.

En cambio, la brasileña Dias traerá un poco de Vinícius de Moraes, Tom Jobim, Dorival Caymmi, Chico Buarque, Caetano Veloso, Milton Nascimento, Luiz Gonzaga Noel Rosa, entre otros.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com

Tristes parches: el adiós de Chico Hamilton

imagesEl pasado martes 26 de noviembre, falleció a los 92 años en la ciudad de Nueva York el gran baterista norteamericano Foreststorn “Chico” Hamilton.

Su carrera musical se inició en una banda en la que compartió escena con otros grandes talentos del género sincopado: Charles Mingus, Illinois Jacquet, Dexter Gordon, Enrie Royal, Buddy Collette y Jack Kelso.

Luego, llegaron otros nombres que, en aquel entonces, ya eran verdaderas estrellas. Ocurre que también formó parte de las bandas de Lionel Hampton, Count Basie, Billie Holiday, Nat King Cole, Duke Ellington y Lester Young, por mencionar algunos.

No obstante, su nombre es sinónimo de cool jazz y se convirtió en uno de los referentes indiscutidos de esa movida que nació en la década del ’50 en la costa oeste de los Estados Unidos. Además, supo marcar diferencias a la hora de amar sus propias bandas.

Tal es el caso de su insólito quinteto formado en 1955 en el que incluyó instrumentos pocos comunes en el género, como ser el violoncello (Fred Katz) y una flauta (Buddy Collette), a los que sumó una guitarra (Jim Hall) y un contrabajo (Carson Smith).

Junto con Shelly Manne, Hamilton fue sinónimo del estilo de batería del oeste. Y, tal como lo define Joachim Berendt en su libro “El Jazz – De Nueva Orleáns al Jazz Rock”, Chico toca un “Jo Jones de la costa occidental”.

Y, si se tiene en cuenta que sus solos más emblemáticos fueron los que incluyó en los temas “Drums West” y “Mr. Jo Jones”, podría decirse que Berendt no está del todo desacertado al mencionarlo de esa manera. Incluso, el mismo Hamilton afirmó que Jones fue su mentor.

El camino del cool lo había iniciado como “miembro fundador” del cuarteto que Gerry Mulligan integró en 1953, y continuó como líder de sus propias formaciones donde una de sus características más sobresalientes fue la capacidad de detectar grandes músicos.

Algunos ejemplos de ello fueron el clarinetista Eric Dolphy y el contrabajista Ron Carter que formaron parte de su quinteto a fines de los años ’50. Luego, ambos se convirtieron en estrellas indiscutidas.

También se puede mencionar el aporte que hizo en el cine, con la musicalización de la película “Repulsion” de Roman Polansky y su aparición el film “Sweet Smell of Success” del productor James Hill.

Su legado perdurará en su extensa discografía (que incluyen más de 60 títulos) y habrá un poco de Hamilton en los músicos que reciben sus enseñanzas en el Programa de Jazz y Música Contemporánea de la New School University, aquel que Chico ayudó a crear y en el que se desembolvió como profesor.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com