Etiqueta: bebop (página 3 de 8)

El poeta del saxofón

Paul DesmondEn los años en los que florecía el alocado bebop en la ciudad de Nueva York, la Costa Oeste de los Estados Unidos mostraba que podía presentarle batalla con el desarrollo de una movida mucho más relajada: el cool jazz.

Muchos son los músicos que supieron llevar el estandarte de este género dentro del jazz, como ser los trompetistas Miles Davis y Chet Baker y los saxofonistas Gerry Mulligan, Stan Getz y Art Pepper, entre otros.

También existió un saxofonista alto que era la antítesis de la propuesta que presentaba Charlie Parker. Hablamos de Paul Desmond, que proponía una sonoridad más bien lírica en contraposición a la rapidez y la explosión que tenía el músico nacido en Kansas City.

Seguir leyendo

Navidades tristes para el jazz

Buddy DeFrancoEl pasado 24 de diciembre, a sólo unas horas de la llegada de la Navidad, falleció el clarinetista de jazz Buddy DeFranco en Panama City (Florida – Estados Unidos), conocido por sus aportes en las bandas de Count Basie y Glenn Miller.

Si bien nació en New Jersey (el 17 de febrero de 1923), el músico estadounidense comenzó su vínculo con el instrumento que lo llevaría a la fama en Philadelphia a la temprana edad de 9 años y a los 14 ya había sido acreedor del máximo galardón en el Tommy Dorsey Swing.

El salto a la fama llegó luego de su aparición en el Saturday Night Swing Club -donde compartió protagonismo junto a un baterista jovencito llamado Gene Krupa-, ya que fue descubierto por Jonnhy “Scat” Davis y emprendió una gira con él en 1939.

Seguir leyendo

Boris Club: disco y big band con invitados de lujo para festejar su cuarto año

Boris Big BandDicen que no hay nada más agradable que festejar tu propio cumpleaños haciendo lo que más te gusta. Esto es algo que sabe muy bien la gente del Boris Club de Jazz, que decidió celebrar su cuarto aniversario con la presentación del primer disco de la Boris Big Band (BBB).

Para ello, la agrupación que dirige Daniel Camelo contará no sólo con su cuerpo estable de músicos, sino que además sumará a Javier Malosetti, Mariano Otero, Nicolás Sorin, Cristian Judurcha, Esteban Sehinkman, Andrés Pellican, Tomás Sainz y Sebastián Lans.

La idea, tal como se lo adelantó a Animales del Jazz Daniel Gropper (titular del Boris Club), es que estos grandes queden a disposición de Camelo para el show y toquen los standars que él decida interpretar. “No vienen a tocar su música”, aclaró Gropper.

Seguir leyendo

Buenos Aires Bebop, el disco que necesita de tu ayuda

Delfina OliverTodos sabemos lo complicado que es iniciar con un proyecto personal. Los trámites, la planificación, el tiempo y el esfuerzo son esenciales para lograr el objetivo, al igual que el dinero.

En el ambiente de la música, la cosa no cambia demasiado. Más cuando se trata de un género como el jazz que no levanta (al menos por ahora) pasión de multitudes. Esa historia, Delfina Oliver la conoce muy bien.

Por este motivo, decidió que parte de los fondos que necesita para materializar su tercer disco llegue de parte del público. Y, como no podía ser de otra manera, decidió buscar ayuda en Ideame.

En sí, las canciones que formarán parte de “Buenos Aires Bebop” ya fueron grabadas, pero ahora llega el momento de realizar la mezcla y el mástering, abonar los impuestos en Sadaic y Aadi-Capif, efectuar la sesión de fotos y el diseño de arte gráfico, para finalmente hacer la fabricación del álbum.

A eso se suma la edición independiente del disco (que se realizará a través del sello Delphin Records), así como filmar el video promocional y llevar adelante la campaña de prensa y lanzamiento.

El disco por dentro
Las giras realizadas en Japón en 2012 y 2013 fueron determinantes para la creación del proyecto. En aquellas oportunidades fue invitada para presentarse en el “New York Bar” (2012) y en “Maduro Lounge” (2013).

“La experiencia fue muy enriquecedora, recorriendo noche tras noche todo el repertorio clásico del género y las composiciones de sus grandes referentes”, reconoció Delfina.

Y agregó: “La premisa en cuanto al audio del disco fue que éste sonara ‘natural’, como los discos de la época, sin manipulación digital, con la mayor fidelidad posible, y así darle al oyente la experiencia del ‘club de jazz’: la de ir a escuchar a un grupo a un pequeño reducto de jazz, donde la cantante y sus músicos están cerca, tocando en vivo sobre el escenario, haciéndolo partícipe de esta experiencia musical, su energía y su emoción”.

Con ese objetivo, juntó a grandes músicos de la escena nacional. El “dream team” -como lo llamó Oliver- está compuesto por Mariano Loiácono (dirección musical, arreglos y trompeta), Gustavo Musso (saxo tenor), Francisco Lo Vuolo (piano), Jerónimo Carmona (contrabajo) y Eloy Michelini (batería).

Oliver indicó que “luego de grabar dos discos con un sonido de jazz contemporáneo, en mi tercer disco elegí grabar la música que me hizo enamorar del género: el bebop y el swing de los años ‘40 y ‘50, buscando un sonido clásico que sumara la personalidad del jazz que hacemos en la Argentina”.

De esta manera, en “Buenos Aires Bebop” se van a encontrar temas como “Body and Soul”, “That Old Black Magic” o “I’ll Remember April”, así como composiciones de grandes referentes del género como Charlie Parker, Bill Evans, Thelonious Monk y Carmen Mc Rae. Además, según adelantó Delfina, el álbum contará con “un bonus track sorpresa”.

Recompensas para todos los gustos
El “crowdfunding” o “financiación colectiva” es un mecanismo para que aquellos que estén interesados en colaborar con el “emprendedor” puedan hacerlo a cambio de una recompensa.

En este caso, Delfina propone catorce opciones diferentes, para quienes aporten desde $50 hasta $15.000. El amplio menú incluye:

  • Mención como “patrocinador” en el arte del disco (por un aporte de $50).
  • CD “Buenos Aires Bebop” dedicado por Delfina ($100).
  • Show privado de prelanzamiento en Bebop Club ($150).
  • Pack disco, más entrada al concierto privado en Bebop Club ($200).
  • Combo mesa de amigos, donde la cuarta entrada es gratis ($450).
  • Taller de improvisación vocal en lo de Delfina ($500).
  • Taller de canto en lo de Delfina de técnica y expresión ($500).
  • Pack 5 discos con envío gratuito en Argentina ($500).
  • Concierto íntimo y privado en casa de Delfina ($1.000).
  • Delfina graba tu standard favorito, más mención y CD ($3.000).
  • Delfina y un pianista, en concierto en el living de tu casa ($6.900).
  • Delfina y un trío de jazz, en concierto en el living de tu casa ($10.900).
  • Combo “Main Sponsor”: incluye logo, mención, show y 100 CD ($12.000).
  • Delfina Oliver Jazz Sextet en tu evento y mención ($15.000).

Los interesados deberán apurarse, ya que en tan sólo 25 días finaliza el tiempo del proyecto (cierra el 15 de octubre). No tienen más que hacer click aquí para más información. No se duerman, que “Buenos Aires Bebop” necesita de toda la ayuda que le podamos proporcionar.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com

Horace Silver, el adiós de quien supo marcar una era en el jazz

Horace SilverSu intención era perdurar. Horace Silver pudo haber recordado algunos pendientes en su vida el pasado miércoles 18 de junio antes de fallecer en la ciudad de Nueva York. Pero, seguramente, ese deseo ya no lo preocupaba porque lo había logrado con creces.

Dueño de un talento innegable, supo darle un nuevo rumbo al jazz luego de que el bebop se había instalado como lo más moderno dentro del género sincopado. Fue en la década del 50 cuando lanzó junto al baterista Art Blakey el disco “Horace Silver and the Jazz Messengers”.

También fue partícipe de la movida de soul jazz en 1950, cuando escribió algunos temas con esas características, como “Opus de Funk”, que fue incluido en uno de los álbumes que realizó junto a su trío y el mismo Blakey.

Incluso, sus quintetos (al igual que las formaciones de la Jazz Messengers) eran un lugar propicio para los nuevos talentos musicales, que encontraban allí un lugar para poder desarrollar todo su potencial.

No obstante, lo más trascendental de su carrera fue la relación que tuvo con el sello discográfico Blue Note, con la que compartió casi tres décadas de sesiones, discos y grabaciones.

En el camino, que inició en 1952, registró materiales como “Introducing The Horace Silver Trio”, “The Stylings of Silver”, “You Gotta Take a Little Love” y “Silver’n Strings Play the Music of the Spheres”.

Tanto fue lo que hicieron juntos que Silver llegó a asegurar que no existía el promovido sonido de “Blue Note”, sino que más bien ese sonido debía ser llamado “Horace Silver”.

Uno de los temas más recordados fue “Song for my Father”, una canción que incluye las raíces folklóricas de su padre John Tabares Silva, que nació en Cabo Verde. Y muchas de sus melodías lograron convertirse en standars.

Para el año 1979 decidió abandonar a la discográfica y empezó un camino experimental en la música, aunque no lo llevaría a buen puerto. Al menos así lo manifestaron los críticos del momento.

Ante eso, Silver sólo afirmó que “a lo largo de la vida uno aprende a tomar decisiones y, claro, puede equivocarse, pero siempre debe ser fiel a sí mismo, y yo, puedo decirlo, lo he sido, aunque haya quien no acepte algunas cosas que he hecho”, tal como consignó el País de España.

Su vuelta al hard bop no tardó en llegar y siguió tocando hasta que la artritis que padeció lo terminó alejando cada vez más de los escenarios. Sin embargo, su tarea ya estaba cumplida: hoy lo recordamos como una pieza clave en la historia del jazz.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com

 

« Siguientes entradas Recientes entradas »