Etiqueta: B. B. King

Tras 30 años de espera, Larry Carlton vuelve a la Argentina

Larry CarltonEl guitarrista Larry Carlton es uno de esos músicos de jazz que merecen ser escuchados en vivo al menos una vez en la vida. Y quienes estén en la Ciudad de Buenos Aires el 14 de julio, tendrán la posibilidad de asistir al Teatro Coliseo para oír a una verdadera leyenda.

La gira por el país comenzará el 12 de julio, con la Master Class que realizará en la Escuela de Música de Buenos Aires (EMBA) y finalizará el 15 de julio en Mar del Plata, con el concierto que realizará en el Teatro Radio City.

La última vez que el guitarrista estuvo en la Capital Federal fue 30 años atrás, más precisamente, en agosto de 1986. En aquella época realizó varias fechas en un pequeño bar del barrio de Belgrano llamado “Shams”.

Seguir leyendo

Navegando

LAS VEGAS - AUGUST 16:  Recording artist B.B. King performs at his B.B. King's Blues Club at the Mirage Hotel & Casino August 16, 2010 in Las Vegas, Nevada.  (Photo by Ethan Miller/Getty Images)

Foto de Ethan Miller/Getty Images

Se desplaza por el río. Mientras la corriente lo va llevando lentamente, mira alrededor y reflexiona: “Es como en casa”. Es así, Mississippi siempre suena a río. Aunque estés en un condado donde no pase el agua y te críes en un campo algodonero. Toma su guitarra y comienza a tocar unas notas, hasta que se detiene abruptamente. Observa detenidamente su Gibson y le dice: “Pensar que casi pierdo la vida por tí”. Seguir leyendo

What a Wonderful World: la historia oculta del tema que popularizó Louis Armstrong

Ilustración Viktoria Martín

Ilustración Viktoria Martín

Sin dudas, millones de personas a lo largo y ancho del mundo conozcan la canción What a Wonderful World.

Ocurre que, si bien originalmente fue interpretada por Louis Armstrong, no hay que olvidar que fue versionada por bandas o artistas de la más variada índole, como ser The Ramones, Placido Domingo, B. B. King, Rod Steward, Celine Dion y Keane.

En la Argentina el grupo mendocino Karamelo Santo (en el disco La Gente Arriba) y Dancing Mood (en Non Stop volumen 1) se hicieron eco de su popularidad aportando muy buenas versiones.

No obstante, la canción no fue escrita por el trompetista de jazz, como tal vez muchos creen, sino que fue compuesta por el productor Bob Thiele.

What a Wonderful World nació en 1967, como una respuesta a los “turbulentos” años 60 que vivió Estados Unidos. Era un canto a la esperanza.

No obstante, al momento de crear la canción, Thiele tenía en mente una sola cosa: que sea un hit. Es que Bob conocía el negocio de la música y sabía que un éxito le podría garantizar ingresos durante años a la discográfica donde se desempeñaba (ABC Records) y, consecuentemente, a él como productor.

El tema le parecía brillante, así que salió a buscar a un músico que lo grabara. ¿Armstrong? No. Aunque parezca mentira, el primer ofrecimiento fue para el saxofonista John Coltrane.

Trane consideraba que el tema era bonito y le gustaba. Pero no estaba convencido de registrarlo si Bob estaba en el medio.

Esto fue así porque el productor tenía fama de reclamar la autoría de cuantas líneas melódicas o compases quedaban sin propietario. Incluso en algunos casos iba un poco más allá.

Así lo describe Chico Hamilton en el libro de Ashley Kahn “El sello que Coltrane impulsó. Impulse Records: la historia”: “Una vez me quedé realmente estupefacto cuando leí en uno de mis discos que Bob Thiele había compuesto un tema (Conquistadores). Fue una sorpresa total para mí”.

De esta manera, pese a su deseo de tener a Coltrane, tuvo que ofrecer el tema a otros artistas. Hasta que llegó a Sachmo, quien accedió a grabarlo.

En junio de 1968 estaba todo dispuesto para registrar la canción. Pero surgió un imprevisto: el presidente de ABC, Larry Newton, era fanático de Armstrong y quiso estar presente en la grabación.

Todo iba sobre rieles hasta que Newton se enteró de que What a Wonderful World era una balada. Eso le molestó porque esperaba algo de swing y así se lo planteó a Thiele.

¿Cómo terminó todo? Bastante mal: primero hubo una discusión a viva voz y luego terminaron expulsando al mismísimo número uno de ABC de los estudios.

Por esta pelea la canción salió a la calle con un mínimo apoyo del departamento de venta de la compañía discográfica. Dicho de otro modo: en Estados Unidos no lo compró casi nadie.

Era una puñalada en el corazón de Thiele que el tema no fuera conocido en Norteamérica, aunque el mismo Bob se llenaba de orgullo al afirmar que en Europa el disco tenía una amplia difusión y logró vender más de un millón de copias.

Por suerte, veinte años después llegó la verdadera reivindicación de What a Wonderful World, cuando la canción formó parte de la banda sonora de la película Good Morning, Vietnam.

Ahí sí el público norteamericano lo escuchó sin parar y logró meterse en los Cuarenta Principales, el ranking de las canciones más oídas de Estados Unidos.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com
Ilustración: Viktoria Martín – Blog: pinturas-viktoriamartin.blogspot.com