Leyendas del Jazz: un show cargado de excelente música y emociones

La expectativa que reinaban minutos antes de las 21.30 horas en el Bebop Club no se terminó cuando Abel Rogantini, Leonel Cejas y Diego Alejandro se adueñaron del escenario y comenzaron a tocar.

Claro que no fue porque el trío estuviese haciendo un mal trabajo. Por el contrario, los tres músicos mostraron una conexión y un swing difícil de superar. Sin embargo, la idea de Alberto Grande es la de mantener un halo de misterio en cada presentación de “Leyendas del Jazz”.

Por eso nadie supo hasta último momento que la primera leyenda que pisaría el escenario el pasado jueves iba a ser Jorge Cutello, quien demostró de inmediato que sus cualidades para cantar están intactos y su scat sigue firme como cuando dirigía “Cuatro & 4”.

Minutos después, fue presentado Juan Carlos Cirigliano (que se hizo cargo del piano en lugar de Rogantini). Como si toda la vida hubiesen tocado juntos, el ritmo exquisito del experimentado pianista se mezcló con comodidad con el grupo ad hoc.

¿Cuánto tiempo pasaron juntos para sonar tan bien? Apenas una hora. Al menos así lo manifestó Cutello, quien aclaró que solo ensayaron unos 60 minutos antes de que se abriera el telón. Esas son las características que definen a los grandes.

La maestría se demostró en cada nota, en cada frase y en cada golpe de tambor, sea que las baquetas estuviesen en manos de Alejandro o de Néstor Astarita, que tomó la posta unos minutos después para deleitar al público.

La emoción llegó con el recuerdo del pianista Enrique Villegas. El “Mono”, que se marchó de este mundo hace más de 30 años, fue una de los grandes maestros del jazz y supo marcar el camino de toda una generación de pianistas.

En una vieja entrevista realizada por Antonio Carrizo, el famoso periodista y locutor logró mostrar a un autentico Villegas, una radiografía que lo definió tal cual era: inteligente, provocador, mordaz y con un gran sentido del humor.

Cuando todos pensaron que las sorpresas habían terminado, subió al escenario Mauricio Percan para finalizar la noche a puro swing. Apenas pasadas las 23 horas, el objetivo había sido cumplido: el jazz argentino demostró que está más vivo que nunca de la mano de todos sus generaciones.

¿Quiénes serán los próximos músicos que se presentarán en el Bebop Club? Nadie lo sabe con precisión, pero hay una sola manera de develarlo: habrá que estar el próximo jueves a las 21 horas en Moreno 364.

Gonzalo Chicote

2 Comentarios

  1. Angel Sucheras

    28 junio, 2017 at 1:53 pm

    Una excelente noche de jazz,con amigos y colegas de toda la vida !
    Y cual sería mi sorpresa al ver en el escenario dos músicos fantásticos ( de la generación de los “jóvenes” ) que integran mi grupo “New Orleans Spirits” !
    Leonel Cejas en contrabajo y Diego Alejandro en batería.
    Mención especial al gran pianista Abel Rogantini, quien esa noche integraba el trio de base de la Jam.session.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *