12359897_513865942127685_2487672107636689507_n“La web esta llena de información, pero ¿cómo buscar lo que no se conoce?”. Esta fue la pregunta que marcó el rumbo de los creadores de “BA Jazz Magazine”, una revista especializada en jazz que verá la luz en 2016 y que recurrirá a un formato que está en extinción: el papel. Si bien en la “era digital” parece anticuado optar por este medio, la idea no contiene romanticismos sino que responde a un problemática concreta: hoy en día no existen medios gráficos que se dediquen exclusivamente al jazz.
Así lo explicó a Animales del Jazz María Cueto, que además de ser una de las voces del jazz local es la directora editorial y alma máter de la revista. “La idea me surge en diciembre de 2014; frente básicamente a un vacío en el mercado de revistas de jazz. Si bien sigo muchas páginas de jazz como Animales del Jazz o ArgentJazz, noté que no hay revistas impresas sobre jazz en el país”, señaló.
Para Cueto la cuestión no es dirimir sobre qué formato es mejor o cuál predominará con el tiempo, sino lograr una unión de los dos mundos para que trabajen de manera simbiótica. Al respecto, sostuvo que “la idea fue hacer algo que la gente a la cuál le gusta el formato papel -ese que podes guardar en la cartera o mochila, o leer en cualquier lado y que no se le acabe la batería- pueda consultar como fuente de consejos, acerca de qué es lo esta pasando y no se conoce, de qué ir a buscar después a Internet”.
“No es algo aparte: queremos recomendarles todos esos artistas que no tienen poder de difusión como los que trabajan para discográficas, queremos que lean acerca de ellos, pero que después vayan a escucharlos y buscar información acerca de ellos en Internet, que los vayan a ver en vivo, que compren sus discos”, añadió.
El objetivo fijado es que la revista salga a la venta cada dos meses, aunque el precio no está definido aún. Lo que sí está determinado es el valor del primer número: $50. Si bien será lanzado en marzo, los interesados ya pueden adquirirlo (y ayudar a financiar el proyecto) a través de Idea.me (lo que convierte a la operación en una buena forma de fijar el precio y de ganarle a la inflación). Y no sólo eso: también podrán contactarse por ese canal los que quieran auspiciar en la revista.
María adelantó un poco del contenido del material que ya está a la venta. “Se van a encontrar con jazz independiente de Argentina y el mundo. Casi todo el jazz que difundimos es independiente… es decir que trabaja fuera de discográficas multinacionales”, indicó y precisó: “En este primer número la nota de tapa es a Oscar Giunta, que representa muy bien nuestra idea, ya que Oscar es un músico que toca por todo el país, que lleva el jazz a todas las esquinas. Es nuestra idea: que el jazz llegue a todo el país y que se difunda el jazz también de todo el país. También algunas cosas de afuera, de esas que son buenísimas pero no se conocen acá, de esos que no llegan al Gran Rex pero suenan genial”.
En el primer número también hay entrevistas a Leo Genovese, Delfina Oliver, Ignacio Cacace y Matias Dabanch. “Y también secciones que va a haber en todos los números: argentinos que viven en el exterior, reviews de libros sobre jazz que se consigan en Argentina, clases, etc”, aclaró Cueto.
Claro que María no está sola. Por el contrario, además de especialistas contables y legales, la revista cuenta con un gran equipo de personas, entre los que sobresalen Rodrigo Aput (sector de arte y diseño), Julián Marcel (área de contenido) y la colaboración de Claudio Parisi (de La Herrería Jazz) y Marcelo Bettoni (músico profesional), entre otros. “Pero sobre todo, contamos con los músicos que nos escriben. Les pido que nos manden su material, que nos contacten. La idea de BA Jazz Magazine que tuve desde el principio fue siempre ayudar a difundir la buena música que hay en el país; así que necesitamos que detrás de nuestra revista estén ellos, los músicos que componen el buen jazz argentino”, concluyó.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com