En los últimos años, el Teatro Coliseo comenzó a transitar un cambio. El más vistoso es el de la estructura: pisos nuevos, pintura general, más iluminación y adecuación de los camarines.

Pero no fue el único. “Fueron cambios a todos los niveles: gestión, estructura, identidad, comunicación”, explicó en una entrevista exclusiva con Animales del Jazz la directora general del Coliseo, Elisabetta Riva.

Y añadió: “El Teatro necesitaba ponerse al día con los nuevos modelos de gestión cultural. El proyecto de relanzamiento fue integral y por etapas. Mientras nos ocupábamos de actualizar el sistema interno de gestión, optimizando recursos, íbamos actualizando las infraestructuras del edificio, para mejorar la cantidad y calidad de la propuesta artístico y cultural. Parte de este proceso fue repensar y focalizar la identidad del Teatro y a su vez encontrar las herramientas para encontrar un dialogo fluido con productores, artistas, publico, instituciones”.

En este proceso, apareció el jazz. No es que estuviera ausente el género sincopado en la programación. Por el contrario, los nombres que pasaron por la sala (Robert Glasper, Hiromi, Escalandum, Maceo Parker, entre otros) muestran lo contrario.

Sin embargo, aquellas fechas esporádicas buscan encontrar una entidad. Una como la que tiene el ciclo Nuova Harmonia, que está instalado entre los que disfrutan del ballet y de la música clásica. Por eso, los meses de septiembre y octubre tendrán cuatro fechas imperdibles tanto para los fanáticos del jazz como para los curiosos con la presentación de artistas de renombre.

La primera fecha será para Level 42, que tocarán el 5 de septiembre desde las 21 horas. En tanto que el 1 de octubre, también desde las 21 horas, llegará el turno de Hiromi (que se presentará por segunda vez en la Argentina, casualmente, en el mismo escenario). Una semana después, aunque desde las 21.30 horas, Manu Katche hará su debut como solista en el país. La última fecha está preparada para Richard Bona & Mandekan Cubano, que saldrán a escena el 19 de octubre desde las 21 horas.

¿Por qué eligieron el jazz?
Históricamente el Coliseo ha sido sede de conciertos de los más grandes músicos de jazz de todo el mundo. Su acústica, sus dimensiones, su mezcla de sofisticación y casual lo hacen el lugar perfecto para el genero. Últimamente, en consecuencia del nuevo relanzamiento del Teatro, se han acercado más productores y artistas del género que creen que el Coliseo es el lugar ideal para programar jazz en Buenos Aires para artistas que pueden vender un buen número de entradas. El lugar ideal del jazz son los espacios chicos, íntimos… pero traer artistas de renombre a estas latitudes impone a los productores la búsqueda de salas más grandes. Dentro de la tipología “salas grandes”, el Coliseo preserva la intimidad, la calidez y la calidad acústica de las más chicas, aún siendo grande. Además el jazz me encanta y como directora general y artística del Teatro creo que es un genero que suma mucho a la identidad y al perfil del Teatro.

¿Cómo está pensado el Ciclo?
Armar un ciclo de jazz en el Coliseo fue una propuesta de la productora, Cerventicinco, que hace tiempo apunta al Teatro Coliseo como venue para programar el mejor jazz internacional. Este primer ciclo 2016 sería el primer paso. Orgánicamente y espontáneamente se dieron las circunstancias para que cuatro artistas de primer nivel tocarán en el mismo periodo. Tres eran de Ceroventicinco, y se sumó a otra productora quien también estaba programando un artista en el mismo periodo. El objetivo es sumar, hacer sinergia, no competencia. El objetivo ultimo es hacer del ciclo Jazz Nights un referente de calidad para el publico local. Para que los apasionados del género confíen y vayan a escuchar lo que el ciclo proponga, independientemente de conocerlos ya, o no. Para lograr ese objetivo serán necesarios varios pasos intermedios. Así como es el jazz, iremos improvisando, escuchando, hasta encontrar la forma perfecta para el ciclo.

¿Cómo fue el proceso de selección de los artistas que participarán? ¿Cómo será en el futuro?
Por ahora estamos recibiendo las propuestas de nuestros amigos productores, socios imprescindibles de esta nueva aventura. Ellos son los expertos, los melómanos, los que viajan a Nueva York o a lo festivales a escuchar lo ultimo, lo mejor. La curaduría de ellos es imprescindible. Yo voy aprendiendo con ellos.

¿Qué expectativas tienen del Ciclo?
De este primer ciclo queremos ver como reacciona el publico, si serán cuatro públicos distintos o si el mismo público ira a más que un concierto. De los próximos, quiero que crezcamos… que el público de jazz sea cada vez más amplio y mas joven. “El jazz es un ejercicio de libertad”, creo que es una música que hace bien, que se radica profundamente en la técnica para desprenderse y volar a explorar nuevos horizontes. No es fuga, no es rebeldía… es búsqueda.

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com