20151112_231719Este jueves convivieron tres culturas totalmente diferentes en el Café Vinilo: la japonesa (respresentada por Natsuki Tamura y Takashi Itani), la estadounidense (en manos de Todd Nicholson) y la argentina (con Patricio Carpossi y Hernán Samá).

En el marco de un nuevo Cruce del Festival “Buenos Aires Jazz.15” estos músicos pusieron cuerpo y alma para lograr una fusión de estilos. Por momentos, parecía reinar la anarquía del ruido arriba del escenario.

Cada uno a su tiempo, los cinco artistas fueron generando sonidos poco comunes con sus instrumentos. Se atrevieron a jugar con todo lo que tenían a mano. Por caso, Itani dejó su batería de lado para hacer percusión con el mismo escenario de madera.

Descalzo, saltó en determinados lugares para generar sonidos. Primero una vez. Luego otra. Después, dio varios saltos juntos para formar una base rítmica. Segundos antes había experimentado con una botella de plástico.

Tamura también aportó “instrumentos” poco comunes. En sí, eran juguetes de goma. Esos que al apretarlos imitan el ruido de algún animal. Así fue que, mientras Samá le sacaba sonidos inexplicables a su saxo tenor, ambos japoneses -uno a cada lado- apretaban sus respectivos juguetes que aportaban gruñidos de un cerdo y el piar de unos pequeños pajaritos de plástico.

Itani proporciono también el sonido de un bombo leguero. Sí, un japonés tocó el clásico instrumento de las pampas húmedas locales. También prescindió de sus baquetas para hacer sonar la batería con sus propias manos.

Mientras Carpossi utilizaba notas largas y las estiraba lo más posible, aplicando ecos y sonidos poco tradicionales para una guitarra eléctrica, Nicholson no sólo le sacó jugo a su contrabajo (en todo sentido, ya que utilizó las cuerdas y el cuerpo del instrumento para hacer percusión) sino también al atril que tenía enfrente.

Si bien parecía reinar el caos, en otros instantes todo parecía confluir a algo concreto y reconocible para los oídos que no están acostumbrados a escuchar jazz fusión. Los ruidos daban lugar a sonidos más definidos y claros, aunque nunca fueron suaves, sino más bien eufóricos y hasta por momentos violentos.

Fueron tan sólo dos canciones las que interpretaron. La primera duró media hora y la segunda unos cinco minutos menos. Pero la intensidad que se vivió en cada minuto fue tanta que, para muchos de los presentes, fue imposible dejar de prestar atención.

El programa para este viernes
El Festival no detiene su marcha y este viernes tiene la siguiente programación:

Ricardo Nolé Cuarteto (a las 17:30 horas en el Anfiteatro del Parque Centenario – Av. Ángel Gallardo y Leopoldo Marechal, entrada por Lillo).

Raskoski Hot Club (a las 18:30 horas en el Anfiteatro del Parque Centenario – Av. Ángel Gallardo y Leopoldo Marechal, entrada por Lillo).

– Lucio Balduini & Jorge Armani (a las 19 horas en la Sala de Cámara de la Usina del Arte – A. Caffarena 1).

Hip Sista (a las 19:30 horas en el Anfiteatro del Parque Centenario – Av. Ángel Gallardo y Leopoldo Marechal, entrada por Lillo).

Beto Caletti (a las 20 horas en Margen del Mundo – Concepción Arenal 4865).

Artistry Big Band (a las 20:30 horas en el Anfiteatro del Parque Centenario – Av. Ángel Gallardo y Leopoldo Marechal, entrada por Lillo).

Camila Meza Quartet (a las 21 horas en el Auditorio de la Usina del Arte – A. Caffarena 1).

Cuarteto Orillas (a las 21 horas en la Sala de Cámara de la Usina del Arte – A. Caffarena 1).

– Sergio Wagner + Karlheinz Miklin + Lupa Santiago + Arturo Puertas + Luis Ceravolo (a las 22 horas en Thelonious Club – Jerónimo Salguero 1884).

– Wayne Krantz + Matías Méndez + Sergio Verdinelli (a las 22 horas en Café Vinilo – Gorriti 3780).

– Jam Session con Gillespi & amigos (a las 22 horas en el Anfiteatro del Parque Centenario – Av. Ángel Gallardo y Leopoldo Marechal, entrada por Lillo).

Para más información puede ingresar aquí: http://festivales.buenosaires.gob.ar/2015/jazz/es/programacion/diaxdia/13-11

Gonzalo Chicote
animalesdeljazz@hotmail.com