La décima edición del Festival Internacional Buenos Aires Jazz dejó tras su paso una increíble cantidad de shows que fueron desde el jazz más tradicional  a las fusiones de estilos y contó con más de 400 artistas.

Repartida en 18 sedes, el evento organizado por Adrián Iaies tuvo como apertura un concierto con una leyenda viva: Gary Peacock. Junto a su trío, el contrabajista norteamericano hizo un repaso por gran parte de su obra.

El público que se hizo presente el 15 de noviembre en el Auditorio de La Usina del Arte fue testigo de un ensamble perfecto. La gran conexión entre Peacock y Marc Coopland (piano) fue la clave para mantener en cautiverio la explosión que se esperaba de Joey Baron en la batería.

“Estate” fue la canción que eligió el grupo para dar el puntapié inicial. Luego siguieron otros clásicos, como “Requiem”,  “Talkin’ Blues” y “Stella by Starlight”. El cierre no puedo ser mejor: “My Foolish Heart” dejó al público aplaudiendo de pie.

El jueves 16 tuvo su primera noche la sección “Aire Libre”, que tuvo como sede el Anfiteatro del Parque Centenario. Una de las estrellas fue, sin dudas, el cuarteto de Jorge López Ruiz.

Con la solidez que los caracteriza, el contrabajista, Tomás Fraga (guitarra), Jorge Cutello (voz, saxo y flauta traversa) y Germán Boco (batería) hicieron un repaso por varias épocas de la historia del jazz.

Desde “Seven Came Eleven” hasta “Blue Monk”, el repertorio también incluyó a “See See Rider” y “Tutu”. Cecilia López Ruiz, hija de Jorge, aportó su voz en varias oportunidades, incluyendo “The Very Thought of You” dedicada por Jorge, con mucha emoción, a su esposa.

Para cerrar la primera noche al aire libre, Enraizados mostró una hermosa fusión de ritmos brasileros con jazz, donde sobresalió el trabajo de Marcos Archetti no sólo como bajista, sino también como animador.

Algunas de las canciones que interpretó la agrupación formada por Archetti, Gledison Zabote (saxo), Gabriel Vieira (violín), Edilson Forte (piano) y Rafael Vieira (batería) fueron “Dona María”, “Leve”, “Jogo de Cintura”, “Espiral”, “Incógnita” y “Títele”, algunas de las cuales forman parte de su primer trabajo discográfico (que lleva el nombre del quinteto).

El viernes 17 llegó con baile en el Espacio Cultural Julián Centeya. Los profesores de Swing Out Studio enseñaron algunos pasos para que pudieran disfrutar a pleno la presentación de Héroes del Swing.

Con su clásica fuerza, la agrupación que comanda Marina Quiroga hizo un repaso por los clásicos de Nat King Cole, Louis Armstrong, Louis Prima y BB King, entre otros, mientras el público se animó a practicar lo que había aprendido minutos antes.

También hubo mucho swing el sábado 18 en el Anfiteatro del Parque Centenario, cuando la Creole Jazz Band hizo su presentación como parte del ciclo Jazzología, dirigido por Carlos Inzillo.

El ingreso de los músicos al escenario fue especial, ya que ingresaron de a uno para ir sumándose a la música que comenzó Eduardo Manentti al piano, mientras Alberto García presentaba a los artistas.

Así se fueron sumando Orlando Merli (saxo tenor), Jesús López (trompeta), Flavio Circo (contrabajo), Oscar Linero (batería y voz), César Borsano (clarinete, dirección y arreglos) y, por último, el mismo García se sumó con el banjo.

El repertorio incluyó clásicos de todos los tiempos, como “Stardust”, It’s a sin to tell a lie” y “All of Me”. Para el cierre, llegó “When the saints go marching in” con el público haciendo las segundas voces.

El Espacio Cultural Resurgimiento fue sede de la Panorámica con músicos de La Escena Local. Ubicado en pleno barrio de Villa del Parque, el recinto albergó la música de Flores que compone Juan “Pollo” Raffo.

Pese a su costumbre de conversar muchos sus shows, el pianista -junto con Martín Rur, Tomás Pagano y Rodrigo Genni–  prefirió destinar el tiempo concedido para hacer un repaso por los cuatro álbumes editados hasta el momento.

El cierre del festival llegó el lunes 20 de noviembre en La Usina del Arte con el dúo conformado por el pianista alemán Jacky Terrasson y el trompetista francés Stéphane Belmondo.

El show le puso un cierre de lujo, con las interpretaciones de “Mother”, único álbum con la firma Terramondo, con brillantes actuaciones en “Hand in Hand”, “Mother”, “You’re the Sunshine of my Life” y “Souvenirs”.

Con conciertos de alto nivel, pistas de baile, 18 sedes ubicadas en toda la Ciudad, 400 artistas en escena, Workshops, documentales, cruces y proyectos especiales, hubo jazz para todo los gustos.

Gonzalo Chicote